Información

Susan Anthony - Historia


Susan Brownell Anthony nació el 15 de febrero de 1820 en Adams, Massachusetts. Después de asistir al Friends 'Boarding School en Filadelfia de 1837 a 1838, enseñó en varias academias y dirigió el Departamento de Mujeres de la Academia Canajoharie en Nueva York de 1846 a 1849. Anthony dejó la enseñanza para trabajar para el movimiento de templanza en Rochester, Nueva York y fue delegado a la reunión de los Hijos de la Templanza de 1852 en Albany, Nueva York. Después de haber sufrido discriminación de género en la conferencia, más tarde ese año organizó la Sociedad de Templanza del Estado de la Mujer de Nueva York. Además del movimiento de templanza, participó en el movimiento abolicionista, sirviendo como agente de la American Anti-Slavery Society (1856-61) y organizando la Women's National Loyal League durante la Guerra Civil para apoyar la emancipación de los afroamericanos. . Anthony también hizo campaña para asegurar la igualdad de remuneración para las maestras y otorgar a las mujeres los mismos derechos de propiedad.
Después de la Guerra Civil, los esfuerzos de Anthony se centraron en lograr el sufragio femenino. Se pronunció a favor de ampliar la Decimocuarta Enmienda para incluir la garantía del derecho al voto de las mujeres. Publicó La Revolución, una publicación periódica sobre los derechos de la mujer, de 1868 a 1870. Con su amiga y socia Elizabeth Cady Stanton, organizó la Asociación Nacional del Sufragio Femenino en 1869 y se desempeñó como presidenta de su comité ejecutivo. Arrestada en 1877 por registrarse para votar en Rochester, se negó a pagar la multa de $ 100 y nunca fue cobrada. Anthony ayudó a organizar el Consejo Internacional de Mujeres en Londres en 1888 y se convirtió en vicepresidenta de la nueva organización creada por la fusión en 1890 de las Asociaciones de Sufragio Femenino Nacional y Estadounidense. En 1904, ella y Carrie Chapman Catt formaron la Alianza Internacional por el Sufragio Femenino en Berlín. Junto con otras feministas, incluida Stanton, Anthony compiló y editó los cuatro volúmenes History of Woman Suffrage (1881-1902). Alegre e impresionante incluso como octogenaria, celebró su 86 cumpleaños en una reunión en Baltimore en su honor, donde continuó inspirando a otros con su dedicación, dignidad y fuerza. Anthony murió a la edad de 86 años el 13 de marzo de 1906 en Rochester, Nueva York. Catorce años después, se adoptó la Decimonovena Enmienda a la Constitución de los Estados Unidos, que otorga a las mujeres el derecho al voto.


Susan B. Anthony: 10 logros importantes

¿Quién era Susan B. Anthony? ¿Cuáles fueron algunas de sus principales contribuciones a nuestra nación y al movimiento por el sufragio femenino en general? Worldhistoryedu.com proporciona información detallada sobre los 10 logros increíbles de Susan B. Anthony, una de las más grandes reformadoras sociales, abolicionistas y activistas por los derechos de las mujeres de Estados Unidos.

Logros de Susan B. Anthony

Estos son los 10 principales logros de Susan B. Anthony, una de las mayores defensoras de los derechos de la mujer y la igualdad salarial en Estados Unidos.

Un reformador cuáquero comprometido

Aunque el padre de Susan Anthony, Daniel Anthony, era cuáquero, su familia llegó a ser cuáqueros mucho más tolerantes. Esto se debió en parte a las raíces metodistas de la madre de Susan. La propia Susan se sentía muy incómoda con las estrictas doctrinas de los cuáqueros. Esto fue evidente cuando tuvo que lidiar con el duro ambiente del internado cuáquero al que asistió en Filadelfia.

Susan B. Anthony y su familia interactuaron con cuáqueros de ideas afines que no buscaban nada más que reformar la religión. Formaron la Congregational Friends en Rochester, Nueva York en 1848. Con el paso del tiempo, la asociación comenzó a atraer a varios reformadores sociales, abolicionistas y sufragistas de mujeres de todo el estado. La asociación podría impulsar la asistencia de personas como Frederick Douglass y William Lloyd Garrison a sus reuniones todos los domingos.

El compromiso de Susan Anthony y su familia con las reformas sociales fue bastante formidable. La familia participó con frecuencia en reuniones celebradas por la Primera Iglesia Unitaria de Rochester, una asociación que se comprometió a poner fin a la esclavitud y mejorar la vida de las mujeres.

Directora de la Academia Canajoharie (1846-1849)

Susan B. Anthony tenía la habilidad de olfatear todas las oportunidades que le permitían buscar la igualdad social. En 1846, asumió el cargo de directora en el departamento femenino en una escuela llamada Academia Canajoharie. Su tiempo en la academia le permitió salir de la cáscara y tener un gran impacto en sus alumnos.

Animado por esta nueva confianza, Anthony comenzó a preguntarse por qué a las mujeres tutores de la escuela se les pagaba significativamente menos que a sus contrapartes masculinas. Esto marcó el comienzo de su lucha de toda la vida por la igualdad de remuneración por el mismo trabajo.

Logros de Susan B. Anthony | Citas de Susan B. Anthony

Dio cerca de 100 discursos (sobre reformas sociales) al año.

A mediados de los veinte, Anthony se había convertido en una muy buena oradora, abordando una amplia gama de temas, desde la igualdad de género, igual salario por trabajo igual, hasta la abolición de la esclavitud en los Estados Unidos.

Aunque sus padres y sus hermanos fueron sus mayores influencias, se inspiró en parte en personas como William Lloyd Garrison y George Thomspon. Esta gente tenía nociones un poco radicales sobre las reformas sociales.

Anthony era muy cauteloso con el tipo de ropa que usaba, al menos eso le quitó la atención a la gente de los discursos que tanto amaba dar. Los historiadores estiman que a lo largo de su vida, Susan B. Anthony pronunció alrededor de 100 discursos cada año. Toda una hazaña notable teniendo en cuenta el hecho de que era una mujer que vivía en los Estados Unidos del siglo XIX.

Por ejemplo: en el invierno de 1855, Anthony pronunció un discurso o participó en alguna forma de convención en todos los condados de Nueva York. Muchos de esos discursos versaron sobre leyes de propiedad equitativa para las mujeres casadas.

Un crítico vocal de la esclavitud en los Estados Unidos

Susan Anthony creció en una familia que detestaba profundamente la institución de la esclavitud. Ella, a su vez, pasó gran parte de su vida luchando contra la esclavitud en el país. Ella y su familia eran amigos de muchos abolicionistas y activistas de derechos civiles. A menudo, viajaba por todo el país para asistir a convenciones contra la esclavitud.

Con solo 16 años, Susan recopiló con éxito peticiones contra la esclavitud. Las peticiones tenían como objetivo abordar la regla mordaza que el Congreso había aprobado sobre las peticiones contra la esclavitud. También se involucró en el Ferrocarril Subterráneo, una iniciativa del Norte que ayudó a proporcionar un paso seguro para los esclavos fugitivos del Sur. Ella y gente como Harriet Tubman ayudaron a muchos de esos esclavos a cruzar la frontera hacia Canadá.

Anthony también defendió las iniciativas caritativas que invirtieron en la educación de los afroamericanos. En una convención de maestros de 1857 (mientras que la esclavitud aún no había sido abolida), Susan B. Anthony pronunció un discurso en el que pedía a las escuelas del país que aceptaran a estudiantes afroamericanos. Era completamente inaudito en ese momento. Tenga en cuenta que esto fue en el año en que los negros todavía eran esclavos: Abraham Lincoln aún no había emitido la Proclamación de Emancipación de 1863.

Logros de Susan B. Anthony

Defendió los derechos de la mujer en todas las esferas de la sociedad

Susan B. Anthony se sumergió en todo lo que tenía que ver con los derechos de la mujer, ya sea educación, matrimonio, economía, derecho de propiedad, religión o idioma. Fue una inspiradora defensora de los derechos de la mujer en los Estados Unidos de América. Como en la década de 1850, había comenzado a pedir la coeducación en el país. Sus llamadas se produjeron a pesar de las burlas y los abusos que enfrentó por parte de los educadores conservadores que consideraban tales movimientos como dañinos para la sociedad y la institución del matrimonio.

En términos de matrimonio, Anthony defendió con honor las causas que apoyaban a las mujeres para que se divorciaran de sus maridos abusivos y no solidarios. Guiada en parte por su educación templada, razonó que las leyes estatales deberían enmendarse para permitir que las mujeres salgan de sus relaciones con hombres borrachos y abusivos.

El activismo de Anthony también se extendió al mercado laboral. Encontró muy absurdo y degradante que las mujeres recibieran un salario más bajo en comparación con sus homólogos masculinos que hacían el mismo trabajo. “Igual remuneración por igual trabajo” se convirtió en uno de sus mayores lemas. También formó alianzas con la Asociación de Mujeres Trabajadoras (WWA) y el Sindicato Nacional de Trabajadores (NLU).

Estableció la Liga Nacional Leal de Mujeres (WLNL) en 1863

Otro logro significativo de Susan B. Anthony llegó con la formación de la Liga Nacional Leal de Mujeres en 1863. Anthony cofundó la liga con su querida amiga y compañera de trabajo Elizabeth Stanton. Antes de su creación, Estados Unidos no había presenciado ninguna organización política de mujeres. Anthony y Stanton llevaron a WLNL a recolectar cerca de 400,000 firmas que pedían la abolición de la esclavitud en todo el país. Su campaña, que involucró el uso de aproximadamente 2000 trabajadores para recolectar la petición, proporcionó el ímpetu necesario para la ratificación de la Decimotercera Enmienda a la Constitución de los Estados Unidos.

En su apogeo, la liga podía presumir de más de 5.000 miembros, entre los que se encontraba la brillante oradora y sufragista femenina Anna Dickinson.

Lincoln pudo haber emitido la Proclamación de Emancipación en 1863 y haber preservado la Unión; sin embargo, fueron personas como Anthony y Stanton quienes hicieron la mayoría de los trabajos de reforma social entre bastidores.

Formó la Asociación Estadounidense por la Igualdad de Derechos (AERA)

Susan B. Anthony estableció la Asociación Estadounidense por la Igualdad de Derechos (AERA) en respuesta a la palabra "hombre" que se insertó en una enmienda constitucional propuesta. La asociación nació de la 11ª Convención Nacional sobre los Derechos de la Mujer, que se celebró en 1866. La asociación tenía como miembros destacados activistas, como Frederic Douglass y Lucy Stone.

Algunos abolicionistas del Partido Republicano le suplicaron que suspendiera sus campañas por los derechos de la mujer. Afirmaron que sus esfuerzos podrían descarrilar lo que denominaron "la hora del negro". En Kansas, ella y la AERA se opusieron a la dura oposición de las mujeres sufragistas y legisladoras.

Editor de La Revolución

A finales de la década de 1860, la AERA se dividió en dos facciones. Esto se debió a la división entre las sufragistas que querían los derechos de las mujeres de inmediato y las que estaban dispuestas a esperar hasta que los afroamericanos recibieran los suyos primero. Stanton y Anthony formaban parte del grupo anterior: las dos mujeres continuaron presionando por el derecho al voto de las mujeres y los afroamericanos.

Implacables en su búsqueda, Anthony y Stanton establecieron La Revolución - una publicación semanal de cuestiones relacionadas con los derechos de la mujer. Las dos activistas también redactaron artículos sobre temas como los derechos laborales y económicos de las mujeres. El periódico, que fue fundado en 1868, fue financiado por George Francis Train, un hombre conocido por sus opiniones radicales sobre la raza y las mujeres.

Aunque el periódico se hundió en 1872 (debido a dificultades financieras), el periódico le brindó a Anthony la oportunidad de llegar a una audiencia más amplia, una audiencia posterior a la Guerra Civil que estaba más dispuesta a aceptar reformas.

Fundó la Asociación Nacional de Sufragio Femenino

Otro subproducto de la división en la AERA fue la Asociación Nacional de Sufragio Femenino (NSWA). La NSWA fue formada por el ala de Anthony y Stanton en 1869. El ala de Anthony quería el sufragio universal tanto para los afroamericanos como para las mujeres de inmediato. Por otro lado, la facción de Lucy Stone se contentaba con esperar que el sufragio femenino llegara más tarde. Stone siguió adelante para formar la American Woman Suffrage Association.

Después de aproximadamente dos décadas de intensa rivalidad, las dos organizaciones dejaron de lado sus diferencias y se fusionaron con éxito como la Asociación Nacional Estadounidense del Sufragio de la Mujer (NAWSA). Después de la jubilación de Stanton, Anthony fue elegido en 1892 como presidente de la organización.


Explore artículos de los archivos de HistoryNet sobre Susan B. Anthony


Activista Susan B. Anthony, alrededor de los 28 años (Proyecto Gutenberg)

Resumen de Susan B. Anthony: Susan B. Anthony fue una de las fuerzas impulsoras del movimiento por el sufragio femenino, una firme defensora de la igualdad de derechos y activista social. Ella era profundamente consciente de su apariencia y habilidad para hablar, pero debido a que su educación cuáquera la había colocado en pie de igualdad con los miembros masculinos de la familia y la había animado a expresarse, superó estos temores para luchar de manera más efectiva por la igualdad de derechos. Temerosa de no ser tomada en serio, rara vez sonreía en las fotografías, aparentando ser severa y severa. Pasó gran parte de su vida adulta viajando por el país, hablando sobre la igualdad de derechos, haciendo circular peticiones y ayudando a organizar las organizaciones laborales y de derechos de las mujeres locales. Fue la primera mujer real impresa en una moneda estadounidense en circulación (a diferencia de la icónica figura femenina de la Libertad). La moneda de dólar de Susan B. Anthony se acuñó en 1979-1981 y nuevamente en 1999.

Susan Brownel Anthony nació el 15 de febrero de 1820, de Daniel Anthony y Lucy (Reed) Anthony en Adams, Massachusetts, la segunda de ocho hermanos. La familia Anthony era cuáquera; sus bisabuelos por parte de su padre eran Adams y los primeros colonos y fundadores de Friends Meeting, un lugar donde los cuáqueros se reunían y se reunían para adorar. La comunidad creía en la moralidad como un pilar necesario de la sociedad, la sencillez, la humildad y la igualdad de trato y oportunidades para todos, independientemente del género o el color de piel. La comunidad cuáquera tenía una fuerte tradición de abolición, la esclavitud fue abolida en Massachusetts en 1790, pero no fue hasta 1826 que la vecina Nueva York siguió su ejemplo. En los años intermedios, los cuáqueros de Adams ayudaron a los esclavos fugitivos de Nueva York y algunos incluso se establecieron en Adams.

Anthony aprendió a leer a una edad temprana. Después de que la familia se mudó a Battensville, Nueva York, cuando Anthony tenía alrededor de siete años, asistió a la escuela pública del distrito hasta que la maestra se negó a enseñar su división larga. Su padre fundó una escuela en casa donde ella, sus hermanos y hermanas y los niños del vecindario fueron educados. Comenzó a enseñar en la escuela, pero en 1837 se inscribió en el Seminario Femenino de Deborah Moulson en Filadelfia para avanzar en su propia educación. Ella solo asistió brevemente antes de volver a la enseñanza para ayudar a pagar las deudas de su padre. El pánico de 1837 lo había obligado a declararse en bancarrota.

En 1838, se unió a las Hijas de la Templanza, que se centraron en los peligros del alcohol y su efecto negativo en las familias, e hizo campaña por leyes más estrictas sobre los licores. También comenzó a alejarse de los cuáqueros y organizó la religión en general después de presenciar comportamientos hipócritas, como beber alcohol, por parte de predicadores y miembros de la comunidad.

Anthony enseñó en varias escuelas a principios de la década de 1840. Mientras trabajaba como maestra en Canajoharie, Nueva York, descubrió la enorme diferencia en el salario de maestros y maestras —10 dólares al mes frente a 2,50 dólares al mes— y se unió al sindicato de maestros & # 8217 para luchar por salarios iguales. Anthony continuó participando activamente en los sindicatos de maestros & # 8217 incluso después de dejar de enseñar y en 1853, en la convención estatal de maestros & # 8217, pidió mejores salarios, reconocimiento profesional y una participación más profunda de las mujeres en el sindicato.

En 1845, su familia se había mudado a una granja en Rochester, Nueva York, y en 1849 se unió a ellos para administrar la granja mientras su padre iniciaba un negocio de seguros. Continuó su trabajo con el movimiento de templanza mientras se volvía más activa en el movimiento abolicionista, en el que su padre había participado desde su época en Adams, Massachusetts. Su granja en Rochester se convirtió en un lugar de encuentro para abolicionistas, incluido Frederick Douglass.

En 1851, Anthony conoció a Elizabeth Cady Stanton en una reunión contra la esclavitud en Seneca Falls, Nueva York. Stanton había comenzado a hacer campaña por los derechos de las mujeres en 1848 y ya era una figura clave en el movimiento del sufragio. Aunque Anthony no se involucró de inmediato en el movimiento por el sufragio, ella y Stanton se hicieron amigos de por vida, inspirándose mutuamente para luchar por el cambio y la igualdad. En septiembre de 1852, Anthony pronunció su primer discurso público en la Convención Nacional de los Derechos de la Mujer y # 8217 en Syracuse, Nueva York.

En la convención estatal de los Hijos de la Templanza de 1853 en Albany, a Anthony se le negó el derecho a hablar; le dijeron que las mujeres habían sido invitadas a escuchar y aprender, por lo que abandonó la reunión para llamar a la suya. Ese mismo año, ella y Stanton fundaron la Women & # 8217s State Temperance Society, que finalmente solicitó a la legislatura del estado de Nueva York que aprobara una ley que limitara la venta de licor. Su petición fue rechazada con el argumento de que las 28.000 firmas de la petición eran principalmente de mujeres y niños. Esto impulsó a Anthony y Stanton a centrarse tan intensamente en el movimiento del sufragio como un medio de ganar más influencia política que fueron duramente criticados y renunciaron a la sociedad.

A lo largo de las décadas de 1850 y 1860, Anthony perfeccionó sus habilidades de oratoria y organización, continuando su participación en el movimiento por la templanza, luchando por la igualdad de salarios, la abolición de la esclavitud y el sufragio. En 1856, se convirtió en agente de la sociedad estadounidense contra la esclavitud, que involucró la organización de reuniones, discursos, la colocación de carteles, la distribución de folletos y, a veces, se encontró con una oposición violenta. Lidió con turbas enfurecidas y amenazas armadas que le arrojaron objetos, la colgaron en una efigie y su imagen fue arrastrada por las calles. Ella y Stanton también unieron cada vez más el sufragio femenino y el sufragio negro, formando la Liga Nacional Leal de la Mujer en 1863 para apoyar la Decimotercera Enmienda para abolir la esclavitud y hacer campaña por la ciudadanía plena para negros y mujeres.

En 1868, Anthony comenzó a publicar el semanario. La Revolución, con la cabecera & # 8220 LA VERDADERA REPÚBLICA: LOS HOMBRES, SUS DERECHOS Y NADA MÁS MUJERES, SUS DERECHOS Y NADA MENOS, & # 8221, que proporcionó un fuerte contrapunto a los prejuicios evidentes en la mayoría de los demás periódicos de la época, defendiendo la igualdad derechos, sufragio e igualdad de remuneración. La publicación del periódico puso a Anthony en contacto con mujeres que trabajaban en la industria gráfica. Los animó a ellas y a las trabajadoras del sector de la costura a formar sindicatos, ya que estaban excluidas de los sindicatos de hombres. Incluso fue acusada de romper la huelga en 1869 después de alentar a los impresores de Nueva York a contratar mujeres durante una huelga de impresores, habiendo contratado mujeres para imprimir. La Revolución.

También en 1869, Anthony y Stanton fundaron la Asociación Nacional de Sufragio Femenino, dividiendo el movimiento por el sufragio en dos facciones: Anthony y Stanton hicieron campaña a favor de una enmienda constitucional para el sufragio universal en Estados Unidos, mientras que la Asociación Estadounidense del Sufragio Femenino, fundada por Lucy Stone, se centró en ganar el derecho a votar estado por estado. Anthony compareció ante todos los congresos desde 1869 hasta 1906, el año de su muerte, para pedir la aprobación de una enmienda del sufragio femenino.

Tras la adopción de la Decimocuarta Enmienda en 1868, que declaró, & # 8220Todas las personas nacidas o naturalizadas en los Estados Unidos, y sujetas a las jurisdicciones de los mismos, son ciudadanos de los Estados Unidos y del estado en el que residen & # 8221 y prohibió limitar la Derechos de cualquier ciudadano: Anthony argumentó que le otorgaba a las mujeres el derecho constitucional a votar en las elecciones federales y planeaba votar en las elecciones presidenciales de 1872. Anthony y otras 14 mujeres fueron arrestadas por violar las leyes electorales en Rochester, Nueva York, aunque solo Anthony fue acusado, en enero de 1873. En los cuatro meses transcurridos entre su acusación y el juicio, Anthony, de 52 años, viajó a ciudades de todo el condado de Monroe. Nueva York, dando una charla titulada & # 8220 ¿Es un crimen que un ciudadano de los Estados Unidos vote? & # 8221 para obtener apoyo para su posición.

En su juicio en junio de 1873, tras los argumentos tanto de la acusación como de la defensa, el juez Ward Hunt leyó una opinión, presumiblemente preparada antes del juicio, concluyendo que Anthony era culpable y terminando la opinión con & # 8220, el jurado debería recibir instrucciones para encontrar un veredicto. Justo antes de la sentencia al día siguiente, Hunt le dio a Anthony la oportunidad de hablar, durante el cual argumentó, como lo había hecho su abogado, que sus derechos como ciudadana habían sido violados. Hunt la multó con $ 100 y el costo de la acusación, que Anthony se negó a pagar, diciendo & # 8220 ni un centavo irá a este reclamo injusto & # 8221. cometió hasta que se pague la multa, & # 8221 impidiéndole apelar a un tribunal superior a menos que ella pague la multa, nunca lo hizo.

En 1887, las dos organizaciones de sufragio se volvieron a unir, formando la Asociación Nacional de Sufragio de la Mujer Estadounidense con Stanton y Anthony como sus dos primeros presidentes. Esta organización combinó las estrategias de sus dos predecesores: luchar por el sufragio en ambos a nivel estatal y federal. Esta organización finalmente tuvo éxito en 1920 con la aprobación de la Decimonovena Enmienda, 14 años después de la muerte de Anthony & # 8217 en 1906.

En 1900, a la edad de 80 años, Anthony se retiró como presidente de la Asociación Nacional de Sufragio de la Mujer Estadounidense. Presidió el Consejo Internacional de Mujeres en Berlín y se convirtió en presidenta honoraria de la Alianza Internacional por el Sufragio Femenino. Murió el 13 de marzo de 1906 en su casa de Madison Street en Rochester, Nueva York. En su último discurso público antes de su muerte, pronunció las ahora famosas palabras: & # 8220El fracaso es imposible & # 8221.


Susan Anthony - Historia

En la década de 1800, las mujeres en los Estados Unidos tenían pocos derechos legales y no tenían derecho al voto. Este discurso fue pronunciado por Susan B. Anthony después de su arresto por emitir un voto ilegal en las elecciones presidenciales de 1872. Fue juzgada y luego multada con $ 100, pero se negó a pagar.

Amigos y conciudadanos: Me presento ante ustedes esta noche acusado por el presunto delito de haber votado en las últimas elecciones presidenciales, sin tener un derecho legítimo de voto. Será mi trabajo esta noche demostrarles que al votar así, no solo no cometí ningún delito, sino que, en cambio, simplemente ejercité mis derechos de ciudadano, garantizados a mí y a todos los ciudadanos de los Estados Unidos por la Constitución Nacional, más allá del poder de cualquier estado para negar.

El preámbulo de la Constitución Federal dice:

`` Nosotros, el pueblo de los Estados Unidos, con el fin de formar una unión más perfecta, establecer la justicia, asegurar la tranquilidad doméstica, proporcionar la defensa común, promover el bienestar general y asegurar las bendiciones de la libertad para nosotros y nuestra posteridad, ordenamos y establecer esta Constitución para los Estados Unidos de América. ''

Fuimos nosotros, la gente, no nosotros, los ciudadanos blancos ni tampoco nosotros, los ciudadanos varones, sino nosotros, todo el pueblo, los que formamos la Unión. Y lo formamos, no para dar las bendiciones de la libertad, sino para asegurarlas no a la mitad de nosotros mismos y a la mitad de nuestra posteridad, sino a todo el pueblo, tanto mujeres como hombres. Y es una burla franca hablar con las mujeres de su disfrute de las bendiciones de la libertad mientras se les niega el uso del único medio para asegurarlas proporcionado por este gobierno democrático-republicano: el voto.

El hecho de que cualquier estado haga del sexo una calificación que debe resultar en la privación del derecho al voto de la mitad de las personas, es aprobar una ley de apelación, o una ley ex post facto y, por lo tanto, es una violación de la ley suprema del país. tierra. Por ella, las bendiciones de la libertad se niegan para siempre a las mujeres y su posteridad femenina.

Para ellos este gobierno no tiene poderes justos derivados del consentimiento de los gobernados. Para ellos este gobierno no es una democracia. No es una república. Es una odiosa aristocracia, una odiosa oligarquía del sexo, la aristocracia más odiosa jamás establecida en la faz del globo, una oligarquía de la riqueza, donde los ricos gobiernan a los pobres. Una oligarquía del saber, donde los educados gobiernan a los ignorantes, o incluso una oligarquía de raza, donde los sajones gobiernan a los africanos, podría ser soportada pero esta oligarquía del sexo, que hace que el padre, los hermanos, el marido, los hijos, los oligarcas sobre la madre y hermanas, la esposa y las hijas, de cada hogar, que ordena a todos los hombres soberanos, a todas las mujeres súbditas, lleva disensión, discordia y rebelión a todos los hogares de la nación.

Webster, Worcester y Bouvier definen a un ciudadano como una persona en los Estados Unidos, con derecho a votar y ocupar un cargo.

La única pregunta que queda por resolver ahora es: ¿Son las mujeres personas? Y no creo que ninguno de nuestros oponentes tenga la osadía de decir que no lo es. Por tanto, al ser personas, las mujeres son ciudadanas y ningún estado tiene derecho a hacer ninguna ley, o hacer cumplir ninguna ley antigua, que limite sus privilegios o inmunidades. Por lo tanto, toda discriminación contra la mujer en las constituciones y leyes de varios estados es hoy nula y sin valor, precisamente como lo es contra los negros.

Susan B. Anthony - 1873

Post-note: Después de su muerte en 1906, después de cinco décadas de trabajo incansable, los partidos demócrata y republicano respaldaron el derecho al voto de las mujeres. En agosto de 1920, finalmente se ratificó la Decimonovena Enmienda a la Constitución de los Estados Unidos, que permitió que las mujeres votaran.

Condiciones de uso: Solo se permite la reutilización de texto, gráficos, fotos, clips de audio, otros archivos electrónicos o materiales de The History Place, en el hogar / escuela privada, no comercial, sin uso de Internet.


8. Frederick Douglass fue un amigo de toda la vida

Aunque se dividieron sobre el tema de la prioridad del sufragio masculino negro en la década de 1860, una división que también dividió al movimiento feminista hasta 1890, Susan B. Anthony y Frederick Douglass fueron amigos de toda la vida. Se conocieron desde los primeros días en Rochester, donde en las décadas de 1840 y 1850, él era parte del círculo contra la esclavitud del que formaban parte Susan y su familia. El día que Douglass murió, se había sentado junto a Anthony en la plataforma de una reunión sobre los derechos de la mujer en Washington, D.C. Durante la división sobre la concesión de los derechos de sufragio a los hombres negros por la 15a Enmienda, Douglass trató de influir en Anthony para que apoyara la ratificación. Anthony, consternado de que la Enmienda introdujera la palabra "hombre" en la Constitución por primera vez, no estuvo de acuerdo.


Susan Anthony - Historia

Susan B. Anthony fue maestra, oradora y líder estadounidense de derechos civiles que luchó por los derechos de las mujeres y los afroamericanos. Ella habló en contra de la esclavitud y luchó por sufragio, o el derecho al voto para afroamericanos y mujeres. Susan emitió su voto en las elecciones presidenciales de 1872 y fue arrestada por hacerlo. Las mujeres finalmente obtuvieron el derecho al voto en 1920 con la 19ª enmienda. Aunque Susan B. Anthony había fallecido en 1906, a veces se la llama la enmienda de Susan B. Anthony en honor a su arduo trabajo y sus firmes creencias con respecto al sufragio.

¿Qué ejemplos podemos sacar de Susan B. Anthony? En esta lección, los estudiantes aprenderán sobre Susan B. Anthony y su lucha por lo que ella creía. Los estudiantes identificarán las acciones de Susan B. Anthony que la convierten en una agente de cambio.

Tres períodos de clase de 30 minutos

Serán estudiantes…

  • leer y comprender una biografía histórica sobre Susan B. Anthony.
  • hacer conexiones con las contribuciones de Susan B. Anthony al Movimiento por los Derechos de la Mujer y al sufragio.
  • escribir en respuesta a la lectura.
  • Identifique las acciones de Susan B. Anthony que la convirtieron en agente de cambio.
  • Identificar un agente personal para el cambio y sus características de calificación.
  • Crea un móvil con monedas Susan B. Anthony.

Antes de comenzar la lección, lea la biografía y los antecedentes. Además, busque una imagen de un dólar de Susan B. Anthony para exhibir en un Smart Board o proyector O una moneda real para distribuir. Haga copias de las páginas del patrón de monedas (1 por alumno) en cartulina o cartulina.

Antes de comenzar, lea la biografía y la información de antecedentes proporcionada.

  1. Muestre una imagen de una moneda de Susan B. Anthony o pase una moneda auténtica. Haga a los estudiantes las siguientes preguntas:
    1. ¿Quién está en la moneda?
    2. Cual es el valor de la moneda?
    3. ¿Qué hay en el reverso de la moneda?
    4. ¿Por qué creen que Susan B. Anthony fue elegida para tener su imagen en una moneda?
    1. El reverso de la moneda muestra un águila americana aterrizando en la Luna, una adaptación de la insignia del Apolo 11.
    2. Cuando se acuñó el dólar de Susan B Anthony, a muchas personas no les gustó. Se parecía demasiado a una moneda de veinticinco centavos y confundía a la gente. La Casa de Moneda de Estados Unidos dejó de producir el dólar Susan B. Anthony en 1981, pero lo reintrodujo en 1999. En 2000, el dólar Sacagawea tomó el lugar del dólar Susan B. Anthony.
    3. La moneda es un dólar Susan B. Anthony. Legislada en 1978 por el presidente Jimmy Carter, la moneda fue acuñada por primera vez por Estados Unidos en 1979. La selección de Susan B. Anthony fue aclamada por el Cáucaso de mujeres congresistas, la Liga de Mujeres Votantes y la Organización Nacional de Mujeres. Anthony se convirtió en el primero mujer para ser honrada con su imagen en una moneda de los Estados Unidos.

    Dígales a sus alumnos que vamos a descubrir por qué Susan B. Anthony fue una agente de cambio. ¿Qué creen que significa eso? Explique que un agente de cambio por causas sociales es alguien que lucha para que todos tengan la oportunidad de alcanzar las libertades básicas. Susan B. Anthony protestó y luchó por los derechos de los esclavizados y por las mujeres. Ella dio un ejemplo a seguir para otros para mejorar la sociedad.

    Esta discusión ayudará a los estudiantes a analizar las ideas y logros de Anthony y a establecer una conexión y comprensión más activas de cómo Las ideas y acciones de Susan B. Anthony impactaron la historia.

    Preguntas a considerar después de explorar temas clave: ¿Qué la convirtió en un agente de cambio en la sociedad?

    1. ¿Qué cualidades usarían los estudiantes para describir a un líder o un agente de cambio? Como clase, hagan una lluvia de ideas de una lista de atributos o proporcionen palabras y construyan a partir de esa lista, por ejemplo:
      1. Valiente, inteligente, enojado, dedicado, frustrado, decidido, líder, fuerte, resuelto, triunfador, ambicioso, independiente.
      2. Incluya todas las palabras que los estudiantes hayan intercambiado.
      1. ¿Quién era Susan B. Anthony?
      2. ¿Por qué es ella una agente de cambio? Enumere todas las respuestas razonables en una tabla en la pizarra. Vea abajo.

      Agente de cambio-Susan B. Anthony

      1. Para el segundo grado, pida a los estudiantes que propongan palabras descriptivas. Para tercer grado, pida a los estudiantes que identifiquen sus acciones basándose en la información biográfica. Una vez que se registren las acciones, pídales que piensen en un adjetivo para describir a Susan B. Anthony basado en la acción.
      2. Reparta las hojas de patrones de monedas (pág. 5-6). Pida a los estudiantes que recorten las monedas y enumeren las respuestas de la tabla en el reverso de cada moneda.
      • ¿Cuáles fueron las ideas principales que seleccionó de la lectura? ¿Por qué?
      • ¿Cuál crees que es la razón más importante por la que Susan B. Anthony fue elegida como la primera mujer en tener su imagen en una moneda acuñada y la razón por la que nos enteramos de ella hoy?
      • ¿Cómo puede un agente de cambio ayudar a cambiar la sociedad?
      • ¿Cómo debería Susan B. Anthony ser un ejemplo e inspirarnos hoy?

      (Esto puede hacerse el día 2 o asignarse como tarea).

      Los estudiantes pueden usar el patrón de moneda en blanco para diseñar una moneda para alguien que es un agente de cambio en la actualidad. Por un lado, los estudiantes dibujarán una imagen de la persona y decorarán la moneda. En el otro lado, enumerarán acciones y / o descripciones que hacen de la persona elegida un agente de cambio.

      On day 2 or 3, ask students to share at least two of their responses on their coins. Encourage them to share their response and design on their newly created coin. Ask them why they would define their person as an agent of change.

      Once everyone has shared, ask students what qualities did their chosen agents of change have in common with Susan B. Anthony? Ask the group, is there is a consensus to Susan B. Anthony’s greatest achievement or contribution?

      After the discussion, students can color the coins and use a hole punch, yarn and a hanger, paper towel tube or dowel rod to assemble the coins on a mobile. Mobiles can be decorated and hung from the ceiling around the room.

      • Extend the discussion by assigning students to do a more in-depth research on Elizabeth Cady Stanton and other suffragists.
      • Students can learn more about the history of money on US Mint for Kids

      NCSS- Standard 4 - Individual Development and Identity Social studies programs should include experiences that provide for the study of individual development and identity. Personal identity is shaped by one’s culture, by groups, and by institutional influences. Examination of various forms of human behavior enhances understanding of the relationships among social norms and emerging personal identities, the social processes that influence identity formation, and the ethical principles underlying individual action.

      NCSS-Standard 6- Power, Authority and Governance Social studies programs should include experiences that provide for the study of how people create and change structures of power, authority, and governance. Understanding the historical development of structures of power, authority, and governance and their evolving functions in contemporary U.S. society, as well as in other parts of the world, is essential for developing civic competence. By examining the purposes and characteristics of various governance systems, learners develop an understanding of how groups and nations attempt to resolve conflicts and seek to establish order and security. Through the study of the dynamic relationships among individual rights and responsibilities, the needs of social groups, and

      C3 K-2 Explain how all people, not just official leaders, play important roles in a community.

      C3 3-5 Explain how a democracy relies on people’s responsible participation and draw implications for how individuals should participate.

      C3 3-5 Examine the origins and purposes of rules, laws, and key U.S. constitutional provisions.

      C3 3-5 Explain how groups of people make rules to create responsibilities and protect freedoms.

      Visual Arts Standard 3 The students will observe, select, and utilize a variety of ideas and subject matter in creating original works of art.

      ELA Standards Speaking and Listening 3.1.R.3

      Students will engage in collaborative discussions about appropriate topics & texts, expressing their own ideas clearly in pairs, diverse groups, and whole class settings.

      ELA Standards Writing 3.1.W.1

      Students will report on a topic or text, tell a story, or recount an experience with appropriate facts and relevant, descriptive details, speaking audibly in coherent sentences at an appropriate pace.


      SUSAN B. ANTHONY CHAMPION OF WOMAN’S RIGHTS By Patricia R. Chadwick

      Susan B. Anthony is best known for her work in the Woman Suffrage Movement that began in the mid 1800’s. Along with Elizabeth Cady Stanton, her name is almost synonymous with “Women’s Rights”. For most of her adult life Susan gave herself unceasingly to the work of improving the circumstances of women in this nation. While, in Christian circles, there seems to be a stigma attached to those who have supported the Woman’s Rights Movement, it is a little known fact that it was her religious heritage that led Susan to champion the cause for women’s rights in 19th century America.

      Susan Brownell Anthony was born on February 15, 1820 to Daniel and Lucy Read Anthony in Adams, Massachusetts. Daniel Anthony came from a long line of Quakers, or Society of Friends, which was their preferred name, dating back to the time the sect was introduced in America during the mid-seventeenth century. Though she was a Christian woman, her mother was not a Quaker, fearing she could not measure up to the strictness of the sect, yet she regularly attended services with her family and held many of the same beliefs. The Anthony children were all were all members of the Society of Friends and participated fully in their meetings.

      Being raised as a Quaker was very significant in shaping Susan’s attitudes and outlook on life. While growing up in the Society of Friends, she was taught that each person had an “inner light”, a kind of spiritual nerve center, through which God revealed Himself. And to the Quakers, God was no respecter of persons. They believed that God created all people as equal and that there was no distinction between male, female or between races. Their belief that all people were created equal led the many Quakers to take a stand for the equality of all people.

      Susan was raised with the ideal that women were equal with men and should have the same rights and opportunities. She was given a good education because of her parents’ religious conviction that young women, as well as young men, should be properly educated. The idea of giving a young lady any education beyond the bare essentials was not looked upon favorably by most people of that era. But the Quakers insisted on equal opportunities for all people, including women. In fact, her paternal grandmother and aunts all held high positions in the Society to which her family belonged. With this appraisal of women accepted as a matter of fact in her church and family circle, Susan took it for granted that it existed everywhere.

      Her religious upbringing not only had an influence on Susan’s ideals, but it also affected her actions. Quakers were very service minded and believed in helping their fellowman and woman by providing for their human physical, social, and spiritual needs. It was her religious heritage that led Susan to be involved in a variety of social concerns.

      As a young woman, Susan took up the causes of abolition, temperance, and the furtherance of women’s rights with equal fervor. As she worked in these areas she regretfully realized that her ideals of equality among all people that were taught to her as a child were not held by the majority of people in our nation. She came up against such prejudice against women that she came to realize the only way that plight of women would change was if women had the Vote. It was this realization that caused her to focus her energy on the Woman Suffrage Movement.

      Susan B. Anthony had high ideals and a great vision. Many things shaped her into the great woman that she was, but nothing influenced her more than the religious principles taught to her as a child. It was her belief that all people were created equal before God that empowered her to become the defender of equal rights and a principal leader in the Woman Suffrage movement.


      Susan B. Anthony

      Susan B. Anthony, c, 1855

      Susan B. Anthony(1820-1906) is perhaps the most widely known suffragist of her generation and has become an icon of the woman’s suffrage movement. Anthony traveled the country to give speeches, circulate petitions, and organize local women’s rights organizations.

      Anthony was born in Adams, Massachusetts. After the Anthony family moved to Rochester, New York in 1845, they became active in the antislavery movement. Antislavery Quakers met at their farm almost every Sunday, where they were sometimes joined by Frederick Douglass and William Lloyd Garrison. Later two of Anthony's brothers, Daniel and Merritt, were anti-slavery activists in the Kansas territory.

      In 1848 Susan B. Anthony was working as a teacher in Canajoharie, New York and became involved with the teacher’s union when she discovered that male teachers had a monthly salary of $10.00, while the female teachers earned $2.50 a month. Her parents and sister Marry attended the 1848 Rochester Woman’s Rights Convention held August 2.

      Anthony’s experience with the teacher’s union, temperance and antislavery reforms, and Quaker upbringing, laid fertile ground for a career in women’s rights reform to grow. The career would begin with an introduction to Elizabeth Cady Stanton.

      On a street corner in Seneca Falls in 1851, Amelia Bloomer introduced Susan B. Anthony to Elizabeth Cady Stanton, and later Stanton recalled the moment: There she stood with her good earnest face and genial smile, dressed in gray silk, hat and all the same color, relieved with pale blue ribbons, the perfection of neatness and sobriety. I liked her thoroughly, and why I did not at once invite her home with me to dinner, I do not know.”

      Meeting Elizabeth Cady Stanton was probably the beginning of her interest in women’s rights, but it is Lucy Stone’s speech at the 1852 Syracuse Convention that is credited for convincing Anthony to join the women’s rights movement.

      In 1853 Anthony campaigned for women's property rights in New York State, speaking at meetings, collecting signatures for petitions, and lobbying the state legislature. Anthony circulated petitions for married women's property rights and woman suffrage. She addressed the National Women’s Rights Convention in 1854 and urged more petition campaigns. In 1854 she wrote to Matilda Joslyn Gage that I know slavery is the all-absorbing question of the day, still we must push forward this great central question, which underlies all others.”

      By 1856 Anthony became an agent for the American Anti-Slavery Society, arranging meetings, making speeches, putting up posters, and distributing leaflets. She encountered hostile mobs, armed threats, and things thrown at her. She was hung in effigy, and in Syracuse her image was dragged through the streets.

      At the 1856 National Women’s Rights Convention, Anthony served on the business committee and spoke on the necessity of the dissemination of printed matter on women’s rights. She named The Lily y The Woman’s Advocate, and said they had some documents for sale on the platform.

      Stanton and Anthony founded the American Equal Rights Association and in 1868 became editors of its newspaper, The Revolution. The masthead of the newspaper proudly displayed their motto, “Men, their rights, and nothing more women, their rights, and nothing less.”

      By 1869 Stanton, Anthony and others formed the National Woman Suffrage Association and focused their efforts on a federal woman’s suffrage amendment. In an effort to challenge suffrage, Anthony and her three sisters voted in the 1872 Presidential election. She was arrested and put on trial in the Ontario Courthouse, Canandaigua, New York. The judge instructed the jury to find her guilty without any deliberations, and imposed a $100 fine. When Anthony refused to pay a $100 fine and court costs, the judge did not sentence her to prison time, which ended her chance of an appeal. An appeal would have allowed the suffrage movement to take the question of women’s voting rights to the Supreme Court, but it was not to be.

      From 1881 to 1885, Anthony joined Elizabeth Cady Stanton and Matilda Joslyn Gage in writing the History of Woman Suffrage.

      As a final tribute to Susan B. Anthony, the Nineteenth Amendment was named the Susan B. Anthony Amendment. It was ratified in 1920.


      Arrested and Charged With Illegal Voting

      On November 28, the registrars and the fifteen women were arrested and charged with illegal voting. Only Anthony refused to pay bail a judge released her anyway, and when another judge set new bail, the first judge paid the bail so that Anthony would not have to be jailed.

      While she was awaiting trial, Anthony used the incident to speak around Monroe County in New York, advocating for the position that the Fourteenth Amendment gave women the right to vote. She said, "We no longer petition legislature or Congress to give us the right to vote, but appeal to women everywhere to exercise their too long neglected 'citizen's right'."


      Susan B. Anthony and Her Effect on America

      “Men, their rights, and nothing more women, their rights, and nothing less.”(“Susan B. Anthony Quotes-BrainyQuote”) This is a motto that Susan B. Anthony used to influence people as she campaigned for women’s rights. Not only did she work for women’s rights, but she helped bring about the abolition of slavery. Susan Brownell Anthony played a large part in the history of our country. By assisting with the abolition of slavery and the women’s rights movement, she created a better America and inspired another generation to follow in her footsteps.
      On February 15, 1820, Susan B. Anthony was born to Daniel and Lucy Anthony, in the town of Adams, Massachusetts. She grew up as a Quaker, with their ideals put into her head. Quakers, such as her family, believed that everyone should be treated equally. Growing up inside this Society of Friends influenced Susan. Since her father was a sixth generation Quaker, and a strong supporter of equal rights, Anthony had the privilege of being educated, unlike many of the women of her day. She attended at a private Quaker boarding school located at Philadelphia. Her family valued equality for all people and was active in the temperance movement, abolishment of slavery, and women’s rights movement. (“Susan B. Anthony biography”)

      Being a strong supporter of the abolition of slavery, Susan B. Anthony worked with life-long friend, Elizabeth Staton, to get support of an amendment to free slaves and an amendment to get equal rights for Blacks and women. After fighting for this amendment, the two were disappointed whenever women were left out of the 14th amendment and the 15th amendment. They had succeeded in giving ex-slaves rights. (“Susan B. Anthony House:: Her Story”)

      At the age of 26, Susan became the head of the girls’ department at Canajoharie Academy. After two years, she “called for equal educational opportunities for all regardless of race, and for all schools, colleges, and universities to open their doors to women and ex-slaves.” (“Susan B. Anthony House:: Her Story”) Anthony worked hard to get ex-slave children into public school. She also reformed education for women. Working on the board of trustees, Anthony convinced the University of Rochester to admit women students. She raised a total of $50,000 in pledges to admit the students. (“Susan B. Anthony House:: Her Story”)

      Susan and her family believed that drinking liquor was a sin and supported the prohibition of alcohol. While she was head of the girls’ department at Canajoharie Academy, Anthony joined the Daughters of Temperance. The group rose awareness of drunkenness and how it affected the homes of many Americans. While at a dinner for the Daughters of Temperance, Susan gave her first public speech. After being elected head of the Daughters of Temperance at Rochester, she attended a Sons of Temperance convention. After being refused the right to speak because of her gender, she left and called her own meeting where women could freely speak to the public. Anthony later formed a petition to bring attention to the want for a law restricting the use of alcohol, but the legislature ignored it because most of the signatures were those of women and children. After being criticized for saying that the only way to get the public’s attention was to allow women to vote, she focused her energy on the case of Abbie McFarland. Abbie’s abusive and drunk husband shot the man who Abbie divorced Daniel, her husband, to marry. Susan protested after Daniel was not convicted of murder on the plea of temporary insanity, and he was granted custody of their son. After the case was solved, Susan supported the Women’s Christian Temperance Union, but told them that not much would be accomplished without women having the right to vote. (“Susan B. Anthony House:: Her Story”)

      Whenever Susan B. Anthony was working at Canajoharie Academy, she was earning a total of $110 a year. After two years, Anthony went to the state teachers’ convention and spoke with people, trying to get more pay for women in the line of work. Susan once said, “Join the union, girls, and together say Equal Pay for Equal Work.” She was speaking labor unions. Anthony worked hard in order to get “equal pay for equal work.” In 1868, she printed the first issue of The Revolution. This newspaper was made by people who got paid equally for the same amount of work, despite gender or race. The paper brought Anthony into contact with many women in New York in the printing and sewing industries, allowing her to get support to create the Workingwomen’s Association. As a delegate to the National Labor Congress, Susan convinced the “committee on female labor to call for votes for women and equal pay for equal work, although the men at the conference deleted the reference to the vote.” (“Susan B. Anthony House:: Her Story”) In 1870, when Anthony finally formed the Workingwomen’s Association, she was elected president. The Association compiled reports on working conditions and worked to get work-shops promoted in The Revolution, which allowed women to be more educated for their job and get better pay, closing the gap between men and women’s paychecks. (“Susan B. Anthony House:: Her Story”)

      During a meeting for women’s rights, Susan B. Anthony was introduced to Elizabeth Staton, a major leader of the women’s rights movement, by Amelia Bloomer. Finding that each both shared a wanted to end the discrimination between genders, they founded the American Equal Rights Association. Using Anthony’s paper as a way to reach the public, the two advertised and campaigned to get support for the women’s suffrage movement, the right to vote. In 1869, the Association split. The original busied itself by working to get an amendment passed for suffrage, while the American Suffrage Association aimed at getting the right for women to vote on a state-by-state basis. In the west, Anthony worked tirelessly for women’s rights. She and fifteen others, including three sisters, registered to vote, and all sixteen got arrested for the act. Of these, Anthony was the first and only one to go to court.(“Famous Feminists”) wanting the case to go to the Supreme Court, she refused to post bail, but her lawyer did so anyway. Convicted and found guilty, Susan refused to pay a cent of the fine and court fees because she had been denied the right to defend herself. Instead of going to jail for refusing to pay, she was denied an appeal. After this, she spent the next years, 1869-1902, going before every Congress to get support for the women’s suffrage amendment. A group of suffragists got together during this time to compile and publish the History of Woman Suffrage. The final volume was published in 1902. The two suffrage associations were later recombined, with Staton being elected President and Anthony Vice-President. In 1920, all of her hard work paid off whenever Congress made the proposed amendment law and gave women the right to vote. (“Susan B. Anthony House:: Her Story”)

      Susan B. Anthony died in 1902 in her home and never got to see the product of her vigorous work. In her last public speech, Anthony said, “Failure is impossible.” (“Susan B. Anthony biography”) She certainly proved this with her life, defeating all odds and giving women the right to vote in the nineteenth amendment, also known as the Susan B. Anthony amendment. Through her dedication and unfailing perseverance, Anthony inspired a new generation to strive, not only for women’s rights, but for other injustices to be made right. It was impossible for her to fail, as she said, as she fought to abolish slavery, started an education reform, supported the temperance movement, and worked on the side of women to ensure equal treatment and suffrage. (“Famous Feminists”)


      Ver el vídeo: Susan B. Anthony - Herstory for Kids (Enero 2022).