Información

El asedio de Petersburgo: las batallas por el ferrocarril de Weldon, agosto de 1864, John Horn


El asedio de Petersburgo: las batallas por el ferrocarril de Weldon, agosto de 1864, John Horn

El asedio de Petersburgo: las batallas por el ferrocarril de Weldon, agosto de 1864, John Horn

El asedio de Petersburgo duró desde el verano de 1864 hasta la primavera de 1865. Durante ese período, Grant hizo una serie de intentos para romper el estancamiento, ahora dividido en varias campañas. Este libro se centra en la cuarta ofensiva, de agosto de 1864, un intento de cortar el ferrocarril de Weldon, al sur de Petersburgo, y en particular en las tres principales batallas de esa campaña.

Hay dos líneas principales de este libro. Gran parte del espacio está ocupado con relatos muy detallados de estas tres batallas, y los dos primeros reciben cuatro capítulos completos cada uno, y los dos terceros capítulos. Esto nos lleva al nivel de la unidad pequeña y está bien respaldado por memorias contemporáneas. El segundo aspecto analiza el impacto estratégico general de la campaña y las batallas, y las cualidades de los dos ejércitos y sus comandantes.

El primer capítulo será de interés para los entusiastas de la Guerra Civil estadounidense, pero quizás menos para el lector en general. Para mí, el segundo aspecto fue de mayor interés, y el autor hace algunos puntos positivos sobre los fracasos de la Unión en estas batallas y el éxito estratégico general de Grant. El ejército de la Unión y la mayoría de sus comandantes fueron superados por sus oponentes confederados durante gran parte de la campaña de Petersburgo, y Horn no toma sus golpes al examinar por qué. Por otro lado, reconoce que Grant vio estas batallas como parte de una campaña nacional y, en este nivel, la cuarta ofensiva fue un gran éxito. Lee no pudo pasar a la ofensiva en el teatro del este, y el alto mando confederado no pudo o no quiso mover tropas al oeste para intentar detener a Sherman. La caída de Atlanta le dio a Lincoln la victoria que necesitaba para asegurar su reelección a fines de 1864, y la cuarta ofensiva ayudó a Sherman a obtener esa victoria crucial.

Capítulos
1 - La guerra en su crisis
2 - La segunda batalla de Deep Bottom, 14 de agosto de 1864
3 - La segunda batalla de Deep Bottom, 15 de agosto de 1864
4 - La segunda batalla de Deep Bottom, 16 de agosto de 1864
5 - La segunda batalla de Deep Bottom, 17-21 de agosto de 1864
6 - La batalla de Globe Tavern, 18 de agosto de 1864
7 - La batalla de Globe Tavern, 19 de agosto de 1864
8 - La batalla de Globe Tavern, 20 de agosto de 1864
9 - La batalla de Globe Tavern, 21 de agosto de 1864
10 - Destrucción del ferrocarril de Weldon, 21-24 de agosto de 1864
11 - Estación de la Segunda Batalla de Reams, 25 de agosto de 1864
12 - La Segunda Batalla de la Estación Reams, 25 de agosto de 1864: El Segundo Asalto Confederado
13 - El éxito no había llegado a otra parte

Autor: John Horn
Edición: tapa dura
Páginas: 336
Editorial: Savas Beatie
Año: 2015



El asedio de Petersburgo: las batallas por el ferrocarril de Weldon, agosto de 1864 por John Horn (2015, tapa dura)

dMo / s-l640.jpg "/>


La campaña de Petersburgo, vol. I: Las batallas del frente oriental, junio-agosto de 1864 (¡BAJO INVENTARIO!)

La serie de operaciones de amplio alcance y en gran medida incomprendidas alrededor de Petersburg, Virginia, fueron las más largas y extensas de toda la Guerra Civil. Los combates que comenzaron a principios de junio de 1864 cuando elementos de avanzada del Ejército de la Unión del Potomac cruzaron el río James y fracasaron en una serie de ataques contra una ciudad escasamente defendida no terminarían en nueve largos meses. Esta importante & mdashmany diría que la lucha decisiva & mdash es presentada por el legendario autor de la Guerra Civil Edwin C. Bearss en La campaña de Petersburgo: las batallas del frente oriental, junio y agosto de 1864, el primero de un innovador compendio de dos volúmenes.

Aunque comúnmente se la conoce como el "asedio de Petersburgo", esa ciudad (así como la capital confederada en Richmond) nunca estuvo completamente aislada y el combate implicó mucho más que una guerra de trincheras estática. De hecho, gran parte de los combates de gran alcance involucraron ofensivas de la Unión a gran escala diseñadas para cortar carreteras importantes y las cinco líneas ferroviarias que alimentan a Petersburgo y Richmond. Este volumen de estudio de Bearss & rsquo sobre estas grandes batallas incluye:

El ataque a Petersburgo (9 de junio de 1864)
El segundo asalto a Petersburgo (15 al 18 de junio de 1864)
La batalla de Jerusalem Plank Road (21-24 de junio de 1864)
El cráter (30 de julio de 1864)
La batalla del ferrocarril de Weldon (18 al 21 de agosto de 1864)
La segunda batalla de Ream y la estación rsquos (25 de agosto de 1864)

Junto a estos capítulos destacados se encuentran mapas originales del cartógrafo de la Guerra Civil George Skoch, junto con fotos e ilustraciones. El resultado es una comprensión más rica y profunda de los principales episodios militares que componen la Campaña de Petersburgo.

& ldquoLeer este libro ofrece la misma emoción que hacer un recorrido con & lsquoKing of Civil War Battlefields. & rsquo La voz del anciano estadista & rsquos resuena en cada página de este estudio detallado de la campaña climática en Virginia. Aquí hay pura historia militar. Aquí está Ed Bearss en su mejor momento. & Rdquo (James Robertson, autor de La guerra civil no contada)

La investigación impecable y la prosa lúcida de & ldquoEd Bearss & rsquos proporcionan un vívido relato táctico de las primeras acciones de la Campaña de Petersburgo. Todos los interesados ​​en desenredar las complejas operaciones entre Lee y Grant en el verano de 1864 se beneficiarán de una lectura cuidadosa de esta excelente colección de ensayos. & Rdquo (A. Wilson Greene, autor de Las batallas finales de la campaña de Petersburgo)

& ldquoComo historiador de parques (retirado) durante mucho tiempo en el campo de batalla nacional de Petersburgo, me referiría constantemente a los numerosos estudios que ahora comprenden Ed Bearss & rsquo nuevo La campaña de Petersburgo. De hecho, estas monografías todavía se utilizan con fines de preservación en el campo de batalla en el parque. A medida que se acerque el sesquicentenario en 2014-15 para la Campaña de Petersburgo, estos volúmenes serán imprescindibles para cualquiera que desee comprender ese complejo período de la guerra, que podría denominarse más comúnmente como el & lsquowearing of Lee & rsquos army. & Rsquo & rdquo (Chris Calkins, autor de The Appomattox Campaign, del 29 de marzo al 9 de abril de 1865)

& ldquoEdwin C. Bearss, ex historiador jefe del Servicio de Parques Nacionales y héroe de la Segunda Guerra Mundial, es quizás el mayor historiador de la Guerra Civil de la era moderna. A mediados de la década de 1960, trabajando como historiador de investigación, Ed reunió una serie de narrativas de batalla de Petersburgo y mapas de movimiento de tropas altamente detallados que continúan resistiendo la prueba del tiempo por su perspicacia y precisión. & Rdquo (James H. Blankenship, Jr., historiador)

& ldquoAquí hay buenas noticias para los estudiantes de la Campaña de Petersburgo. Edwin C. Bearss, ex historiador jefe del Servicio de Parques Nacionales, publica sus estudios sobre la Campaña de Petersburgo en un esfuerzo de varios volúmenes. Muchos de los que hemos escrito sobre la campaña hemos utilizado estos estudios como puntos de partida. Los mapas son excepcionales y he tenido dificultades para apartarme de los relatos fascinantes del combate. & Rdquo (John Horn, autor de The Destruction of the Weldon Railroad y The Petersburg Campaign, coeditor de Civil War Talks: Más reminiscencias de George S. Bernard y sus compañeros veteranos)


Reseña del libro: El asedio de Petersburgo: las batallas por el ferrocarril de Weldon, agosto de 1864 por John Horn

Horn, John. El asedio de Petersburgo: las batallas por el ferrocarril de Weldon, agosto de 1864. (Savas Beatie: Enero de 2015). 384 páginas, 26 imágenes, 22 mapas, notas, bibliografía, índice. ISBN: 978-1-61121-216-7. $ 32.95 (Paño)

Con El asedio de Petersburgo: las batallas por el ferrocarril de Weldon, agosto de 1864, John Horn y Savas Beatie han producido una nueva y mejorada "Edición del 150º aniversario" del trabajo anterior del autor sobre las batallas de agosto de 1864 en el Asedio de Petersburgo. Horn cubre la Cuarta Ofensiva de Grant contra Petersburg, el más largo y uno de los dos más sangrientos de los nueve intentos contra la Ciudad Escarabajo. El nuevo libro incluye una sección reforzada sobre la Segunda Batalla de Deep Bottom, más cuentas en primera persona de los soldados que estaban allí y mapas nuevos y mejorados de Hampton Newsome, entre otras cosas. Tómelo todo junto, y tanto los que tienen la primera edición como los lectores nuevos en estas peleas querrán tener la nueva versión.

John Horn, un abogado con sede en Chicago, ha trabajado en varios aspectos de la Campaña de Petersburgo durante décadas. Además de su primera y segunda ediciones del libro sobre la Cuarta Ofensiva de Grant, también colaboró ​​con Hampton Newsome en lo que fue esencialmente un segundo volumen de "War Talks" inédito de George Bernard. Por último, Horn produjo una descripción general de toda la serie de la Campaña de Petersburgo para las Grandes Campañas en la década de 1990. También ha estado trabajando en una historia de regimiento cuyas raíces son profundas en Petersburg, Virginia. Por último, el Sr. Horn inició recientemente un blog de Siege of Petersburg.

En agosto de 1864, el largo y sangriento intento de Grant de someter al Ejército del Norte de Virginia de Robert E. Lee estaba en su cuarto mes. El Ejército del Potomac, incluido y especialmente el Segundo Cuerpo, se había reducido a un caparazón de lo que era antes. Las perspectivas de reelección de Abraham Lincoln eran las más bajas posibles utilizando la relación inversa entre los precios del oro y el éxito percibido de la Unión. Sherman amenazaba seriamente a Atlanta, Jubal Early amenazaba seriamente al norte a través del valle de Shenandoah, y reinó el estancamiento. Algunos querían que Grant se retirara a Washington con gran parte de su fuerza para luchar contra Early, pero según el autor, Grant estaba preocupado por el posible refuerzo de Atlanta por Lee si lo hacía. Parece, por la evidencia, que Lee pudo haber tenido un objetivo igualmente elevado, pero en el este. En un momento, justo cuando Grant estaba lanzando la Cuarta Ofensiva, Lee tenía órdenes para gran parte del Primer Cuerpo y gran parte de su caballería de reforzar Early in the Valley. Lee, escribe Horn, razonablemente podría haber esperado unirse a ellos, al igual que lo hizo dos años antes durante la Segunda Campaña Bull Run. El empuje de Grant impidió que estos refuerzos llegaran y, en algunos casos, incluso se fueran. La decisión de Grant de atacar estaba destinada a mantener a Lee inmovilizado con un objetivo secundario del ferrocarril de Weldon. Lee sabía que esta línea de suministro estaba demasiado cerca de los federales para mantenerla abierta indefinidamente, pero esperaba mantenerla operativa durante la cosecha a fines de septiembre, dentro de seis semanas.

La Cuarta Ofensiva de Grant presentó el mismo plan que su Tercera Ofensiva. Enviaría una fuerte presencia federal a través del río James en Deep Bottom para amenazar a Richmond, lo que obligaría a Lee a reforzar sus tropas en ese lado de la línea. Después de que esta parte de la ofensiva estuviera en marcha, Grant atacaría al sur del Appomattox, cerca de Petersburgo, con suerte contra una fuerza confederada muy reducida. Como había sucedido a finales de julio, el plan funcionó muy bien a mediados de agosto. Winfield Scott Hancock tomó su Segundo Cuerpo, el Décimo Cuerpo del Ejército de James y parte del Ejército del Cuerpo de Caballería del Potomac al norte del Río James. El calor influyó mucho en la ecuación durante esta operación. El área de Richmond-Virginia también estaba sufriendo una sequía, lo que provocó que muchos miles de soldados cayeran en la marcha con insolación y agotamiento. Después de la lucha inicial el 14 de agosto de 1864 al norte y noreste de Deep Bottom, Hancock comenzó a moverse hacia el noreste, a su derecha, en un intento de sortear la izquierda confederada. El resultado fue la `` Batalla de Fussell's Mill '' del 16 de agosto de 1864, en la que el Ejército de James abrió al principio un agujero potencialmente devastador en la división de Charles Field, pero no pudo mantener su impulso frente a furiosos aunque fragmentarios contraataques confederados. Los resultados de la Unión no fueron excelentes, excepto en un aspecto importante. El 18 de agosto de 1864, mientras el avance federal contra el ferrocarril de Weldon comenzaba al sur de Petersburgo, Lee dirigía personalmente un contraataque en Fussell's Mill contra la fuerza reducida de Hancock al sureste de Richmond. La estrategia de la Unión había funcionado. Como a fines de julio, las fuerzas de Lee al sur del río Appomattox, cerca de Petersburgo, serían críticamente débiles e incapaces de montar contraataques decisivos, esta vez hasta que fuera demasiado tarde para evitar la ocupación del ferrocarril de Weldon.

Gouverneur Warren tuvo la tarea de trasladarse al ferrocarril de Weldon, destrozarlo y al mismo tiempo moverse lo más cerca posible de Petersburgo. El 18 de agosto de 1864, su Quinto Cuerpo hizo precisamente eso cerca de Globe Tavern. Mientras una división comenzaba a destruir el ferrocarril, otras se trasladaron al norte y al oeste de la taberna para comenzar a sentir las fuerzas confederadas cercanas. El 18 de agosto, Henry Heth solo pudo reunir tres brigadas para un ataque. A pesar de la escasez de la fuerza, hicieron un daño enorme en este primer día de lucha confusa en lo que Horn describe como un terreno similar al famoso Wilderness. Lo peor aún estaba por llegar para los federales. El día 2, 19 de agosto, los oficiales de la Unión desde Warren hasta el comandante de brigada Bragg no lograron asegurar el derecho de Warren, donde los escaramuzadores de la famosa Brigada de Hierro estaban mal posicionados. Como resultado, William Mahone lanzó un devastador ataque de flanco a través del espeso bosque con solo tres brigadas mientras Heth mantenía ocupados a los federales al frente. Los resultados fueron asombrosos, con esencialmente una división de la Unión completa capturada en el campo. Los confederados no perdieron casi nada. Horn sostiene que el tercer día de la batalla, el 20 de agosto, fue el día decisivo, únicamente por lo que los confederados no pudieron hacer. Él señala que tenían la misma cantidad de hombres disponibles ese día, 9.5 brigadas, como lo harían en su desastroso ataque del 21 de agosto. Cuando no pudieron atacar el 20 de agosto, Warren cavó muy bien y se le dio un respiro de una posible desastre. El pobre reconocimiento confederado del 20 al 21 de agosto condujo a un desastroso asalto frontal el 21 de agosto, y las fuerzas de la Unión se asentaron permanentemente en el ferrocarril de Weldon, para nunca abandonarlo.

Después del éxito de Warren, Grant olió sangre y quería que se hiciera más daño. Inicialmente fijó al Decimoctavo Cuerpo, Ejército de James, para ir en una expedición de demolición de ferrocarril al sur de Globe Tavern. La enfermedad actual de Grant, argumenta Horn, permitió a Meade anularlo y enviar en su lugar dos divisiones del Segundo Cuerpo, que luchó y, por lo demás, estaba fatigado. El resultado fue un desastre. Los hombres de Hancock y dos divisiones de caballería bajaron por el ferrocarril de Weldon, destrozándose a medida que avanzaban. Cuando llegaron a las inmediaciones de la estación de Ream, se dieron a conocer las agresivas intenciones confederadas. A. P. Hill había tomado la mayor fuerza posible para interceptar a los asaltantes de la Unión. Durante los días anteriores al combate principal de infantería, estallaron escaramuzas de caballería en las carreteras al oeste de la estación de Ream. El 25 de agosto, en la Segunda Batalla de la Estación de Ream, los ataques confederados rechazados con éxito por tres brigadas de Carolina del Norte (Lane, MacRae, Cooke) provocaron una derrota federal. Horn explora las razones habitualmente citadas de la derrota, como los movimientos de tierra mal construidos, pero se suma a la explicación popular con su investigación y conclusiones. El análisis de Horn sobre cómo, dónde, cuándo y por qué Meade y Andrew Humphreys enviaron refuerzos durante la Cuarta Ofensiva también merece una mención positiva.

Al final de la Cuarta Ofensiva, la situación política se mantuvo sin cambios o peor para Lincoln y el Partido Republicano. Atlanta seguía en pie, Early seguía siendo una amenaza en el Valle y Grant no estaba mucho más cerca de tomar Richmond. Sin embargo, la lucha dio algunos frutos para la Unión. Una de las rutas de suministro de Lee se cerró antes de la cosecha, lo que provocó dificultades adicionales para las fuerzas confederadas en el área. A Lee se le impidió reforzar Early en el Valle de Shenandoah y / o Hood en Atlanta, y el dominio de Grant se mantuvo a pesar de la presión política para retirarse. Grant tuvo éxito simplemente al no irse y jugar el juego de Lee en sus términos. Aunque puede que no lo haya parecido en ese momento, la Cuarta Ofensiva fue una de las más exitosas de Grant en la larga lucha por capturar Petersburg y Richmond a pesar de la proporción asombrosamente grande de capturados, muertos y heridos.

Siempre que tengo copias de versiones anteriores de libros, me gusta hacer una comparación / contraste rápido de las dos ediciones para que los lectores interesados ​​tengan una mejor idea de lo que obtienen con la nueva versión. En este caso, varias cosas saltan inmediatamente. Primero, los mapas están mejorados y son más numerosos que en la última versión, especialmente para la Segunda Batalla de Deep Bottom. Hampton Newsome, coeditor de Horn en el libro de George Bernard, es responsable de producir los mapas finos en este nuevo libro. A menudo bajan al nivel del regimiento, y cosas como los bosques y las vías fluviales están bien renderizadas. La cantidad de mapas es 22, frente a 13 en la versión original. Se necesitaba un mapa o dos que cubrieran las acciones de la caballería que llevaban a la estación de Ream, en mi humilde opinión. La única objeción importante es la falta de líneas de elevación, que desempeñaron un papel clave en la batalla de Fussell's Mill el 16 de agosto de 1864. En segundo lugar, el autor señala en el prefacio que eligió hacer notas al pie de página mucho menos detalladas en esta versión del libro. . Si bien estoy de acuerdo en que esto probablemente simplifica el flujo del texto, por mi parte, disfruto de notas extremadamente detalladas en la misma página que el tema principal. Me hubiera gustado que esto se quedara, pero no puedo discutir los resultados. Horn ofrece que las notas al pie restantes cubren principalmente "citas directas, estadísticas y afirmaciones controvertidas". En tercer lugar, Horn reforzó el material biográfico de muchos de los oficiales y hombres clave que desempeñaron papeles decisivos en la Cuarta Ofensiva de Grant. Parece que Horn se ha sumado hábilmente a la primera edición con esta mejora. Los breves bocetos biográficos no destacan de forma negativa y aportan información valiosa para los lectores interesados. En cuarto lugar, el contenido de la Segunda Batalla de Deep Bottom se ha incrementado considerablemente, incluidos los mapas antes mencionados. Esta batalla se mantiene junto a las otras dos en igual importancia, y Horn muestra repetidamente cómo las consecuencias del Segundo Fondo Profundo influyeron en gran medida en la incapacidad de los Confederados para atacar con una fuerza lo suficientemente grande en Globe Tavern, especialmente cuando el Quinto Cuerpo de Warren estaba en su punto más vulnerable. En quinto lugar, Horn agregó una tonelada de relatos en primera persona a esta edición del libro, utilizando muchas fuentes con las que estaba familiarizado y muchas otras que aún no he tenido la oportunidad de explorar. Los lectores atentos del texto, las notas a pie de página y la bibliografía encontrarán una gran cantidad de pistas fácilmente disponibles que también están disponibles gratuitamente en Google Books e Internet Archive y que cubren el Sitio de Petersburgo desde la perspectiva de quienes estuvieron allí. Tome estos artículos y otros juntos y los lectores interesados ​​encontrarán lo que es esencialmente un nuevo libro para comprar sobre la Cuarta Ofensiva de Grant. Si tiene el libro original de la serie H. E. Howard, no hay razón para no comprar esta versión nueva y mejorada.

A pesar de la decisión del Sr. Horn de reducir las notas a pie de página en línea, hay una gran cantidad de material en su bibliografía, lo que recompensa a los lectores que desean avanzar más en el estudio de estas batallas. Horn utilizó 24 periódicos, incluidos los periódicos de Petersburgo y los cinco diarios de Richmond. Muchos de los artículos de los periódicos eran listas de bajas de varios regimientos y brigadas, lo que le permitió a Horn (con la ayuda de Bryce Suderow) presentar una representación bastante precisa de las bajas confederadas durante los combates. Este tipo de análisis ha sido bastante escaso para la Campaña de San Petersburgo durante la mayor parte de los 150 años desde que se libró. Las batallas en 1864-65 simplemente no reciben el mismo escrutinio que las peleas principales anteriores en lo que respecta a las cifras de bajas y fuerza, pero se han logrado avances en las últimas dos décadas (tres si se cuentan el trabajo de Richard Sommers en la Quinta Ofensiva y algunas de las investigaciones de Bryce Suderow). Utilizó algunas de las mejores investigaciones que se están realizando sobre el Sitio de Petersburgo, incluido mucho material de Bryce Suderow y el libro inédito pero próximo de Henry Persons sobre la Brigada Georgia de Anderson. Horn también fue bueno en expandir su investigación para aquellas unidades del Ejército de James que lucharon en Second Deep Bottom. También están presentes los sospechosos habituales, incluidos los omnipresentes Documentos Oficiales.

Es necesario señalar otro aspecto de este libro. Horn utilizó la metodología del libro de Trevor N. Dupuy Un genio para la guerra asignar "puntuaciones" de efectividad en combate a las fuerzas de la Unión y Confederadas en las diversas luchas de la Cuarta Ofensiva de Grant. Dupuy escribió el libro después de trabajar en un juego de guerra de la Segunda Guerra Mundial en el que necesitaba crear un modelo matemático para la efectividad del combate. Horn concluye que las tropas de Grant estaban en su punto más bajo en efectividad de combate en agosto de 1864, y las de Lee estaban en su punto álgido, al menos para la Campaña de Petersburgo. Horn guía a los lectores a través de la efectividad de combate de varias divisiones y las fuerzas generales para las tres principales batallas de la ofensiva. Es posible que se sorprenda de qué división de la Unión sale a la cabeza, y este análisis ciertamente ayuda a explicar mejor los resultados de la Cuarta Ofensiva, especialmente en Globe Tavern el 19 de agosto y Ream's Station el 25 de agosto. Horn también hace algo muy pocos autores de Civil War intento. Una queja importante y legítima de los no estadounidenses es que los estadounidenses tendemos a ver la Guerra Civil en un silo. Horn compara la efectividad de combate de estas tropas de la Unión y Confederadas con las de otros combates no estadounidenses, específicamente las fuerzas que luchan más tarde en la Primera y Segunda Guerra Mundial.

La afirmación de John Horn de que su obra de la segunda edición sobre la Cuarta Ofensiva de Grant es "nueva y mejorada" parece estar totalmente respaldada y algo más. Los lectores encontrarán más y mejores mapas, una sección reforzada sobre la Segunda Batalla de Deep Bottom y más análisis del liderazgo en todos los niveles. La comprensión magistral de Horn de la Cuarta Ofensiva permitió al autor proporcionar nuevas y convincentes conclusiones sobre la Estación de Second Ream, y su análisis de los tres días (no consecutivos) de batalla en Globe Tavern merece ser notado aquí. No lo revelaré aquí, pero sus conclusiones sobre Warren y Hancock en esta edición, incluidos sus roles en la lucha y su evaluación por parte de Grant y Meade, pueden levantar algunas cejas, pero parecen estar bien respaldadas por la evidencia. Sus conclusiones sobre las respectivas cualidades de lucha de los dos bandos también fueron extremadamente interesantes y ayudaron a explicar los resultados de estas tres batallas. Los estudiantes de la Guerra Civil, especialmente aquellos interesados ​​en la Campaña de Richmond-Petersburgo, deberían comprar este nuevo libro. El volumen de Horn sobre la Cuarta Ofensiva se coloca con seguridad junto a Sommers en la Quinta, Newsome en la Sexta y Greene en la Novena.


El asedio de Petersburgo Las batallas por el ferrocarril de Weldon, agosto de 1864

El asedio de nueve meses a Petersburgo fue la operación continua más larga de la Guerra Civil estadounidense. Una serie de "ofensivas" de la Unión a gran escala, grandes maniobras que desencadenaron algunas de las batallas más feroces de la guerra, rompieron la monotonía de la guerra de trincheras estática. La Cuarta Ofensiva de Grant, del 14 al 25 de agosto, la operación más larga y sangrienta de la campaña, es el tema de la edición sesquicentenaria revisada y actualizada de John Horn de The Siege of Petersburg: The Battles for the Weldon Railroad, agosto de 1864.

Frustrado por su incapacidad para atravesar el frente sur, el general Grant ideó una estrategia de combinación de dos golpes en un esfuerzo por cortar el crucial ferrocarril de Weldon y estirar las líneas del general Lee. El plan requería que el II Cuerpo del General Hancock (con el X Cuerpo) se moviera contra el Fondo Profundo al norte del río James para ocupar la atención confederada mientras el V Cuerpo del General Warren, apoyado por elementos del IX Cuerpo, marchaba al sur y al oeste por debajo de Petersburgo hacia Globe. Taberna en el ferrocarril de Weldon. El plan desencadenó las batallas de Second Deep Bottom, Globe Tavern y Second Reams Station, enfrentamientos encarnizados que fueron testigos de feroces contraataques confederados y operaciones adicionales de la Unión contra el ferrocarril antes de que las tropas de Grant se atrincherasen y aseguraran su control sobre Globe Tavern. El resultado final fue casi 15.000 muertos, heridos y desaparecidos, la ruptura del ferrocarril y el punto de partida de lo que sería la Quinta Ofensiva de Grant a finales de septiembre.

Revisado y actualizado para esta edición especial, el destacado estudio de batalla táctica de Horn, que enfatiza el contexto y las consecuencias de cada acción, está respaldado por numerosos mapas y basado en cientos de fuentes primarias. Horn coloca la Cuarta Ofensiva de Grant en su perspectiva adecuada no solo en el contexto de la Campaña de Petersburgo y la guerra, sino en el contexto de la historia de la guerra.

Artículos relacionados

+ Tienda rápida

Los hombres de la frontera

Serie The Winning of America: Libro 1 de 6 Los hombres de la frontera eran una raza notable de hombres. A menudo eran rudos y analfabetos, a veces brutales y viciosos, a menudo en busca de un.

+ Tienda rápida

La guerra del desierto

Serie The Winning of America: Libro 4 de 6 Desde las cataratas del Niágara hasta el lago Champlain, los guerreros de los poderosos iroqueses gobernaron de forma suprema. Ni siquiera el salvajismo de los franceses.

+ Tienda rápida

Imperio del desierto

Serie Winning of America: Libro 2 de 6 Durante más de doscientos años, ninguna fuerza india en América fue tan poderosa y temida como la Liga Iroquesa. A lo largo de dos.

+ Tienda rápida

No puede suceder aquí por SINCLAIR LEWIS Introducción por Michael Meyer

ACERCA DE ESTO NO PUEDE SUCEDER AQUÍ “La novela que presagió el atractivo autoritario de Donald Trump.” - SalonIt Can’t Happen Esta es la única de las últimas novelas de Sinclair Lewis que iguala el poder de Main Street, Babbitt y Arrowsmith.


27th USCT: Un regimiento negro de Ohio & # 038 Un error judicial

El 27º Regimiento de Tropas de Color de los Estados Unidos fue el segundo regimiento negro organizado en Ohio. El gobierno estatal de Ohio tardó en organizar regimientos negros y los primeros afroamericanos del estado en unirse al ejército de la Unión desde Ohio fueron los que se alistaron en el 54º Massachusetts en los primeros meses de 1863.

El 27 no se organizó hasta enero de 1864. Primero vio acción durante la campaña por tierra. Aquí está la sinopsis del servicio del regimiento y # 8217 de Dyer:

Ordenado a Annapolis, Maryland. Campaña desde Rapidan hasta James River, Virginia, mayo-junio de 1864. Trenes de suministros vigilados del ejército del Potomac a través del desierto. Antes de San Petersburgo del 15 al 19 de junio. Asedio de Petersburgo y Richmond 16 de junio al 7 de diciembre de 1864. Explosión de mina, Petersburgo, 30 de julio de 1864. Ferrocarril de Weldon 18-21 de agosto. Poplar Grove Church del 29 al 30 de septiembre y el 1 de octubre. Boydton Plank Road, Hatcher & # 8217s Run, 27 al 28 de octubre. En el frente de las Bermudas hasta el 1 de diciembre. Primera expedición a Fort Fisher, N.C., del 7 al 27 de diciembre. Segunda expedición a Fort Fisher, Carolina del Norte, del 7 al 15 de enero de 1865. Bombardeo de Fort Fisher del 13 al 15 de enero. Asalto y captura de Fort Fisher 15 de enero. Sugar Loaf Hill 19 de enero. Federal Point 11 de febrero. Fort Anderson 18-20 de febrero. Captura de Wilmington 22 de febrero. Ferry del noreste 22 de febrero. Campaña de Carolinas 1 de marzo-26 de abril. Avance en Kinston y Goldsboro 6-21 de marzo. Cox & # 8217s Bridge 23-24 de marzo. Avance en Raleigh del 9 al 14 de abril. Ocupación de Raleigh 14 de abril. Bennett & # 8217s House 26 de abril. Rendición de Johnston y su ejército. Deber en el Departamento de Carolina del Norte hasta septiembre.

Hay una historia académica reciente de la 27a USCT llamada & # 8220 For Their Own Cause & # 8221. Usé el libro extensamente para armar este álbum de recortes. Aquí está mi reseña:

Kelly Mezurek, autora de Por su propia causa, es el principal erudito académico del regimiento. Esto es lo que escribió sobre la composición del regimiento:

La mayoría de los hombres que sirvieron en el 27º USCT tendían a ser jóvenes, con edades que oscilaban entre los diecisiete y los cuarenta y cinco años. Había soldados que exageraban su edad, incluidos al menos dos que tenían dieciséis años y otro que solo tenía catorce & # 8230. El 27 reunió a ochenta soldados que declararon que sus edades estaban entre los cuarenta y los cuarenta y cinco.

Sin embargo, en su mayor parte, las edades de los hombres en el 27 eran bastante representativas de todos los soldados del norte y de todos los USCT. La edad media registrada en el regimiento al alistarse era de casi veinticinco años. Poco más del 43,5 por ciento de los soldados informaron que tenían veintiún años o menos, y solo el 21,6 por ciento dijo que tenían treinta años o más. La edad más común indicada en la reunión fue de dieciocho años. Las estadísticas generales de la USCT en general indican una edad promedio de poco menos de veintiséis años, con un 26 por ciento de treinta o más, y la edad más frecuente en el alistamiento fue de dieciocho. A modo de comparación, los soldados del norte en su conjunto tenían una edad media de veinticuatro años en 1864, con un 40 por ciento menores de veintiuno y un 25 por ciento de treinta años o más. Cuando se contrató a todos los hombres de la Unión, el grupo de edad más numeroso también tenía dieciocho años. [De: Mezurek, Kelly D .. Por su propia causa: Las 27 tropas de color de los Estados Unidos (Guerra civil en el norte) (Ubicaciones de Kindle 1054-1057). Prensa de la Universidad Estatal de Kent. Versión Kindle.]

Más sobre los antecedentes de los hombres del regimiento:

La vida doméstica de los soldados antes de la guerra difería ligeramente de la del norteño promedio, blanco o USCT. La mayoría de los hombres del 27 vivían en áreas rurales o pueblos pequeños, lo que refleja tanto la población negra del estado como la nación. En general, nacieron más negros que las tropas blancas del norte. [Identificación. Ubicaciones de Kindle 1067-1069]

Según el profesor Mezurek, varios factores retrasaron la contratación del 27.

1. La 54ª y 55ª Misa ya se habían reclutado en el estado antes de que se organizara el regimiento. Otros estados y regimientos de la USCT habían hecho lo mismo. Se estima que 3.000 habitantes de Ohio negros se habían unido a equipos de otros estados antes de que el 27 comenzara a reclutar.
2. La tarifa de pago discriminatoria.
3. Incluso los trabajadores negros no calificados podrían ganar más dinero como jornaleros de lo que ganarían como soldado negro en el ejército.
4. En 1864, los blancos podían recibir una recompensa de 100 dólares que los negros no podían recibir.

El profesor Mezurek, autor de la nueva historia del regimiento del 27, señala que el regimiento estaba crónicamente escaso de oficiales. Como otros regimientos negros, todos los oficiales eran blancos. Esto significaba que los oficiales no eran elegidos por los hombres y que si un oficial resultaba muerto o herido, no podía ser reemplazado promoviendo a un hombre de las filas.

La organización inicial del regimiento se vio obstaculizada por la lentitud en la designación de oficiales. Si bien el regimiento necesitaba 35 oficiales, a fines de febrero de 1864 solo había ocho sirviendo en el regimiento. No fue hasta el 24 de marzo de 1864 que llegó el teniente coronel Albert M. Blackman para tomar el mando del 27.

Una cuarta parte de los oficiales no tenía experiencia militar previa antes de unirse al 27.

Al menos cinco de los oficiales eran inmigrantes. Cada uno vino de Polonia, Alemania e Inglaterra. Dos eran de Irlanda.

El teniente coronel de origen irlandés John W. Donnellan finalmente tomó el mando del regimiento.

[Source of stats: Mezurek, Kelly D.. For Their Own Cause: The 27th United States Colored Troops (Civil War in the North) (Kindle Location 1841). Kent State University Press. Kindle Edition.]

In April, the 27th moved by rail and steamer to Virginia to join Burnside’s IX Corps of the Army of the Potomac. Along the way, men in Pittsburg had thrown stones at one of the companies and in Baltimore they had been cheered by a crowd. On April 25 they marched past Lincoln who reviewed them from a balcony at the Willard Hotel in Washington.

They were placed in Ferrero’s Fourth Division, an almost all-black division. Ferrero had not had military experience before the war, apart from teaching West Pointers how to dance. He was an early joiner of the Union army and quickly rose to command a regiment. He had a generally good record from 1861 through 1863.

In May, 1864, Ferrero brigaded the 27th with his First Brigade under Joshua Siegfried. On May 4th and 5th Ferrero’s division moved towards the Wilderness. The black regiments were near the fighting at the Wilderness and Spotsylvania, but were in the role of guarding supply trains against possible cavalry attacks. Over the next week, the regiment encountered fire from pickets and guerrillas. The 27th was not in an advantageous position. Its commander Lt. Col. Blackman was back in Ohio on a recruiting mission and three of its companies had not yet joined it. In early June, the 27th and the other regiments helped to liberate 500 slaves. After this, the 27th was finally moved to the front at Petersburg.

Over the next month, the 27th was put to work building the Union defenses at Petersburg. Black units did a disproportionate amount of this dirty, backbreaking, work.

USCT at Petersburg.

On July 30, 1864 the men of the 27th were awakened and told to have breakfast. At 4:45 AM the explosion was detonated and the massive Crater was created. Union artillery opened fire at 5:30AM. At 6:00AM the 27th moved into the covered way that was used as an approach to the battle. They stayed there for an hour. At 7:30AM, the 27th got the order to go into battle. Because the divisions that had gone in earlier had become a confused mass at the Crater, the black regiments were blocked by their own comrades and only made progress around 8AM. The 43rd USCT led the way, followed by two other black regiments, with the 27th fourth in line. The 27th went into their first real battle without their commander.

Immigrant artist Alfred Waud sketched the advance of USCT from the covered way and past fortifications on their way to the Crater:

At 9:45AM Meade called off further advances, essentially conceding the failure of the attempt. Fighting, however, would continue throughout the day as Union troops caught in the Crater attempted to extricate themselves.

According to Kelly Mezurek the toll in the regiment was:

twelve soldiers killed in action, two more who died later as a result of their injuries, and sixty-four wounded. In the confusion that followed, over thirty men were initially reported as missing in action, all but eight of whom were later accounted for by their officers. The other twenty-two, who had been taken to hospitals, eventually returned to their companies. Records confirm that rebels captured at least six men who became prisoners of war. The black regiment from Ohio also lost three officers killed, two wounded, and one taken prisoner of war. On August 8 the number of casualties grew when Capt. Alfred W. Pinney died after surgeons amputated his injured arm. [Mezurek, Kelly D.. For Their Own Cause: The 27th United States Colored Troops (Civil War in the North) (Kindle Locations 2654-2659). Kent State University Press. Kindle Edition.]

In August of 1864 hundreds of newly recruited men were sent to the 27th from Ohio as replacements. More men arrived in September. On September 20, the regiment had 1,100 men in it, although 250 were unavailable. This embarrassment of riches led the army to move 95 of the men to other regiments.

Blackman sent a detachment of six men under the command of Adj. Albert G. Jones to circle around the battery. Stunned Confederates, who found retreat impossible, watched in the bright moonlight as General Whiting asked, “To whom have I the honor of surrendering with my forces?” Jones said, “To General Blackman, of the 27th United States Colored Troops.” [Mezurek, Kelly D.. For Their Own Cause: The 27th United States Colored Troops (Civil War in the North) (Kindle Locations 3206-3208). Kent State University Press. Kindle Edition.]

The 27th now took control of 500 surrendered Confederate soldiers. Jones wrote later: “the very thought of surrendering to colored troops was like gall and wormwood to them but such was the fate of war, and the master was compelled to march behind the bayonet held in the hands of a former slave.”

Map of Fort Fisher. The 27th was on the landward side:

On February 26, the men of the 27th assisted newly freed Union prisoners. The entire regiment turned out to prepare food for the former POWs who were in shockingly emaciated conditions.

On Feb. 27 Lt Col Donnellan, who had been badly wounded at Hatcher’s Run, returned to the regiment and Blackman took leave. Donnellan would soon formally take command of the regiment. Unfortunatley for Donnellan, he soon found out that Blackman had been a terrible record keeper and his first days in command were spent rounding up missing muster rolls for Gen. Terry.

Now part of Sherman’s forces, the 27th moved towards Goldsboro. Sherman saw black troops under his command more as laborers than as combatants. Throughout April the 27th participated in the pursuit of Johnson’s army.

The surrender of Joe Johnson’s army ended the 27th USCT’s wartime service. The regiment now took on the role of being part of North Carolina’s occupation force. On June 23, 1865 Lt. Col. Donnellen wrote that many of his men had not been paid since August, 1864. The men of the 27th were also dissatisfied that while much of the army was being demobilized, they were still serving.

Over the summer, many of the regiment’s officers either left the service or were assigned to occupation duties away from the regiment. The regiment was finally mustered out on September 21, 1865.

When the men returned to Ohio, they initially went to Camp Chase where they were paid off. They the went to the state house for a final ceremony before going home. While many African Americans assembled on their behalf at the state house, only one Republican official was there. A preacher spoke warning the men that many whites wanted to expel the black population from Ohio. He told them they might have to use their rifles later to defend their communities. This then was the end of the 27th USCT. They had helped win freedom, but they still had to struggle for full citizenship and respect.

The veterans of the 27th resumed civilian life in a state seriously divided over race. In 1867, Ohio ratified the 14th Amendment to the United States Constitution. A year later, the legislature tried to rescind that ratification. When the legislature first took up the ratification of the 15th Amendment, the legislature initially rejected it in 1869. It would not ratify until 1870.

In the campaigns for the two amendments, Republicans used the sacrifice of the 5th USCT and the 27th as justifications.

In 1870, Circleville, Ohio election officials blocked blacks from voting. Four veterans of the 27th were among the African Americans who organized a petition to Senator John Sherman and Representative John Bingham demanding Federal assistance in protecting black suffrage.

The last Ohio anti-black laws were not repealed until 1886.

When a veterans’ home was opened in Sandusky, USCT demanded to be admitted on an equal basis. About 3% of the men provided housing there were black.

According to For Their Own Cause, 5.2% of the veterans of the 27th USCT sought the help of Ohio’s soldiers’ homes. This is roughly the same percentage as white Ohio vets.

Black vets were also eligible for the same pensions as white veterans, however, while 52% of white veterans applied, only 32% of black vets nationally applied.

The Grand Army of the Republic (GAR) veterans’ organization was one of the few national organizations that was racially integrated after the war. When some GAR posts blackballed members, the national leadership warned that blocking veterans from joining based on race was not only against the rules, it was unpatriotic.

The veterans’ sense of brotherhood often proved more important than race in Ohio a number of men from the 27th USCT joined integrated GAR posts. Although it was not as common in other Northern states, in the Midwest more black veterans joined interracial posts. Ohio, for example, had almost sixty racially mixed chapters, and within these organizations African American men participated as political and social equals. In 1892 W. A. Brand Post 98, of Urbana, included at least six black veterans in its membership, and Eugene Reynolds Post 441, in Bellefontaine, and Austin Post 403, in Cleveland, both included white and black comrades. Between 1889 and 1895, 50 percent of the black GAR members from Ohio who died came from racially mixed posts. Five of the deceased men had served in the 27th, belonging to posts in Miami County, Melrose, Waverly, Bellefontaine, and Elyria. Of the deaths reported until 1914, only one man of the 27th who died came from an all-black post, P. C. Daniels Post 500, in Xenia. [Mezurek, Kelly D.. For Their Own Cause: The 27th United States Colored Troops (Civil War in the North) (Kindle Locations 5042-5047). Kent State University Press. Kindle Edition.]

The struggle continued through the Jim Crow era as the men of the 27th saw their hard-won rights taken away from them. Simpson Younger was a member of Company A. After the war he went to Oberlin College and became the first black college baseball player. He also became one-half of a Missouri Supreme Court decision- the losing half. He and a female companion had purchased orchestra seats at a theater. When they presented their tickets, they were told that they had to sit in the balcony because they were Black. You need to read this decision to see what Black veterans were up against, particularly in a former “Slave State” like Missouri. In the case of Younger v. Judah (1892) the Missouri Supreme Court ruled:

The evidence discloses these facts: After the plaintiff had purchased the tickets as alleged, he and his companion, a colored woman, passed up a flight of stairs. An employee, stationed at the upper landing, received the tickets, detached portions of them, and handed the seat-coupons back to the plaintiff. He and the woman passed to the orchestra floor, where he gave the seat-coupons to an usher, and they all three started toward the seats. On their way, this usher was met by another one, and the two had a conversation. Plaintiff in his evidence says they held a “whispered confab for a few minutes,” that during this conversation he overheard the word “nigger,” that one of the ushers informed him that he could not have the seats, that there had been some mistake. After a further conversation the usher said: “You cannot stay here it is against the rules.” The usher then proposed to exchange the tickets for others and seat him in a different part of the house, and for that purpose started up to the balcony, but the plaintiff refused to follow.

As to what then occurred, the plaintiff testified: “I went on down to the box office and presented the tickets to the person who sold them to me, and asked him why I could not have the seats. He seemed to be indignant and said, ‘You can have them.’ He looked at me again and I suppose he discovered that drop of African blood in me and said, ‘It is a mistake those seats are occupied.’ ” The person in charge of the ticket office offered to exchange the tickets for tickets in the balcony or refund the money paid by plaintiff, but the latter refused both offers…

The tickets for seats in the orchestra were sold to plaintiff on the supposition that they were to be used by white persons. This is evident. It is clear too that defendant had a rule to the effect that colored persons attending his place of amusement should occupy sears in the balcony and the only real question in this case is, whether he had a right to make and enforce such, a rule. If lie had, the plaintiff has no cause of action.

It is earnestly insisted on behalf of the plaintiff that such a rule amounts to discrimination against colored persons, and that such discrimination is prohibited by the fourteenth amendment of the constitution of the United States. The clauses of that amendment relied upon by the plaintiff are those whereby it is declared that “no state shall make or enforce any law which shall abridge the privileges and immunities of the citizens of the United States, * * * nor deny to any person within its jurisdiction the equal protection of the laws.” These clauses do not undertake to confer new rights, nor do they undertake to regulate individual rights. They are simply prohibitory of state legislation and of state action. All this was held and ruled in the Civil Rights Cases, 109 U. S. 3. As there stated “individual invasion of individual rights is not the subject-matter of the amendment.”

…When colored persons attend theaters and other places of amusement, conducted and carried on by white persons, custom assigns to them separate seats. Such separation does not necessarily assert or imply inferiority on the part of one or the other. It does no more than work out natural laws and race peculiarities. It ordinarily contributes to the convenience and comfort of both. The colored man has and is entitled to have all the rights of a citizen, but it cannot be said’ that equality of rights means identity in all respects. Here the defendant did not exclude or attempt to exclude colored persons from his theater. He provided accommodations for them, but in doing so required them to purchase tickets for and take seats in the balcony, and this rule adopted by him accord-s with the custom and usage prevailing in this state. Such custom has the force and effect of law until some competent legislative power shall establish some other and different rule. The defendant’s rule was no more than a reasonable regulation which he had a right to make and enforce.

The judgment is, therefore, affirmed.

The University of Virginia Library offers a roster of Company H of the 27th USCT online:


The Petersburg Campaign


Grant's Fourth Offensive at Petersburg. is excellently covered in John Horn's The Siege of Petersburg: The Battles for the Weldon Railroad, August 1864. This revised, expanded edition of his original 1991 book ranks as the foremost study of the Fourth Offensive. It belongs in every Civil War Library.

--Richard J. Sommers, author of Richmond Redeemed: The Siege at Petersburg


A superior piece of Civil War Scholarship.

--Edwin C. Bearss, former Chief Historian of the National Park Service and award-winning author of The Petersburg Campaign: Volume I, The Eastern Front Battles y Volume II, The Western Front Battles



It's great to have John Horn's fine study of August 1864 combat actions (Richmond-Petersburg style) back in print. Utilizing manuscript and published sources, Horn untangles a complicated tale of plans gone awry and soldiers unexpectedly thrust into harm's way. This new edition upgrades the maps and adds some fresh material. Good battle detail, solid analysis, and strong characterizations make this a welcome addition to the Petersburg book shelf.

--Noah Andre Trudeau, author of The Last Citadel: Petersburg, June 1864-April 1865


I highly recommend this book to the student of the Petersburg Campaign. John Horn's new edition of The Siege of Petersburg excels at filling in the gap of what what many other histories of the last two years of the war have failed to do.

--Matthew Bartlett, Gettysburg Chronicle


In cases where I own both editions of a book, I like to give prospective readers information on the differences to help them decide if the second edition is worth it. In this particular case, it absolutely is. interested readers will what is essentially a new book to buy on Grant's Fourth Offensive. Horn's volume stands alongside Sommers on the Fifth, Newsome on the Sixth, and Greene on the Ninth.

--Brett Schulte, The Siege of Petersburg Online


This important scholarship is very readable and balanced, has insightful analysis and permits the serious student and the novice to realize what happened and why . This reviewer strongly recommends this book and suggests that it become part of every enthusiast's library.

--David Marshall, amazon.com


SavasBeatie should be saluted for encouraging the author to revisit and update his book. This is an excellent military study that anyone with an interest in the campaign or the war in Virginia will want.

--John Foskett, Civil War News


Everyone interested in the Civil War should read Horn's chapter 13 which is a model of how to examine the various levels of warfare and the ultimate meaning of this campaign.

--Edgar Raines, Goodreads

I hope the book is selling well: it is an excellent campaign history, full of clear explanation, dramatic stories, and incisive analysis. I especially appreciated the summary chapter, where Horn gave evaluations of all the key players.

--Dr. John G. Selby, author of Virginians at War


The Siege of Petersburg: The Battles for the Weldon Railroad, August 1864 by John Horn (Hardcover, 2015)

El artículo nuevo, sin usar, sin abrir y sin daños de precio más bajo en su empaque original (donde corresponda el empaque). El empaque debe ser el mismo que el que se encuentra en una tienda minorista, a menos que el artículo sea hecho a mano o haya sido empaquetado por el fabricante en un empaque no minorista, como una caja sin imprimir o una bolsa de plástico. Consulte los detalles para obtener una descripción adicional.

Qué significa este precio?

Este es el precio (excluidos los gastos de envío y manipulación) que ha proporcionado un vendedor al que el mismo artículo, o uno que es casi idéntico, se ofrece a la venta o se ha ofrecido a la venta en el pasado reciente. El precio puede ser el precio del vendedor en otro lugar o el precio de otro vendedor. La cantidad "de descuento" y el porcentaje simplemente significan la diferencia calculada entre el precio proporcionado por el vendedor para el artículo en otro lugar y el precio del vendedor en eBay. Si tiene alguna pregunta relacionada con el precio y / o el descuento ofrecido en una lista en particular, comuníquese con el vendedor de esa lista.


Contenido

As the siege of Petersburg began to take hold, Union Lt. Gen. Ulysses S. Grant continued to look for ways to sever the railroad links supplying the city of Petersburg, Virginia, Confederate Gen. Robert E. Lee's army, and the Confederate capital of Richmond. One of these critical supply lines was the Petersburg Railroad, also called the Petersburg and Weldon Railroad, which led south to Weldon, North Carolina, and connected to the Wilmington and Weldon Railroad which led to the Confederacy's only remaining major port, Wilmington, North Carolina. In the Battle of Jerusalem Plank Road, June 21–23, the II Corps was able to destroy a short segment of the Petersburg Railroad before being driven off by the Third Corps of Lee's Army of Northern Virginia. [4]

In August, the II Corps operated north of Petersburg, threatening Richmond and its railroads in the Second Battle of Deep Bottom. Simultaneously, Grant planned another attack against the Weldon. The V Corps supported by units from the IX Corps, II Corps, and a small cavalry division commanded by Brig. Gen. August Kautz, was chosen for the attack under the overall command of the V Corps commander, Maj. Gen. Gouverneur K. Warren. While the overall Confederate commander, Gen. Robert E. Lee, was observing at the Deep Bottom battle, Gen. P.G.T. Beauregard was the senior commander at Petersburg. Lt. Gen. A.P. Hill commanded the Third Corps, Beauregard's primary infantry force. [5]

In preparing his attack, Grant was encouraged by a message he received August 17 from President Abraham Lincoln:

I have seen your despatch expressing your unwillingness to break your hold where you are. Neither am I willing. Hold on with a bulldog grip, and chew and choke as much as possible. [6]

Grant remarked to his staff, "The President has more nerve than any of his advisors." [6]

Union Edit

Confederate Edit

At dawn on August 18, Warren advanced to the south through rain and over muddy roads, pushing aside Confederate pickets and a cavalry brigade, and reached the railroad at Globe Tavern around 9 a.m. Parts of the division under Brig. Gen. Charles Griffin began to destroy the track while a brigade from Brig. Gen. Romeyn B. Ayres's division formed in line of battle and moved north to block any Confederate advance from that direction. Bergantín. Gen. Lysander Cutler's division was held in reserve. Ayres encountered Confederate troops at about 1 p.m. and Warren ordered the division under Brig. Gen. Samuel W. Crawford to move forward on Ayres's right in an attempt to outflank the Confederate left. [7]

A.P. Hill sent two brigades of Maj. Gen. Henry Heth's division and a brigade from Maj. Gen. Robert F. Hoke's division to meet the advancing Union divisions. Aproximadamente a las 2 p.m. they launched a strong attack and pushed the Union troops back to within less than a mile of Globe Tavern. Warren counterattacked and regained his lost ground. His men entrenched for the night. [8] Lieutenant William Taylor is recognized in his Medal of Honor citation for undertaking a hazardous reconnaissance during the night, beyond the Army's lines of entrenchment, during which he was captured and taken prisoner by Confederate forces.

Reinforcements arrived during the night—the Union IX Corps under Maj. Gen. John G. Parke (which had been relieved from duty in the trenches around Petersburg as Hancock's II Corps troops returned from Deep Bottom) and Confederate Maj. Gen. W.H.F. "Rooney" Lee's cavalry division and three infantry brigades from the division of Maj. Gen. William Mahone. Contact was limited to skirmishing through the heavy rain most of the day on August 19. In the late afternoon, Mahone launched a flanking attack that found a weak spot in Crawford's line, allowing the Confederates to rush into the Union rear, causing hundreds of Crawford's men to flee in panic from the fire they were receiving from two directions. Crawford galloped amongst his men, attempting to rally them, and was almost captured. Almost two full brigades were lost as prisoners. While Mahone attacked the Union right, Heth launched a frontal assault against the center and left, which was easily repulsed by Ayres's division. The IX Corps counterattacked and the widespread hand-to-hand fighting ended at dusk. [9]

Heavy rains prevented any significant fighting on August 20 and on the night of August 20–21, Warren pulled his troops back two miles (3 km) to a new line of fortifications, which were connected with the main Union lines on the Jerusalem Plank Road (present-day U.S. Route 301, Crater Road). Fair weather returned on the morning of August 21 and the Confederates attacked beginning at 9 a.m., with Mahone striking the Federal left and Heth the center. Both attacks were unsuccessful against the strong entrenchments and resulted in heavy losses, particularly in the brigade of Brig. Gen. Johnson Hagood. Bergantín. Gen. John C. C. Sanders of Mahone's division, at 24 one of the youngest Confederate generals during the war, was killed during the assault. By 10:30 a.m., the Confederates withdrew, leaving several miles of the Weldon railroad in Union hands. [10]

Maj. Gen. Gouverneur K. Warren, message to headquarters, August 21 [11]

Union casualties at Globe Tavern were 4,296 (251 killed, 1,148 wounded, 2,897 missing/captured), Confederate 1,620 (211 killed, 990 wounded, 419 missing/captured). [3] The Confederates lost a key section of the Petersburg Railroad and were forced to carry supplies by wagon 30 miles (48 km) from the railroad at Stony Creek up the Boydton Plank Road into Petersburg. The Union army gained its first victory during the siege of Petersburg and achieved a major objective. Grant severed the Weldon and extended his siege lines to Globe Tavern, but this was not yet a critical problem for the Confederates. A member of Lee's staff wrote, "Whilst we are inconvenienced, no material harm is done us." [12]

Grant was not entirely satisfied with Warren's victory, which he rightly characterized as wholly defensive in nature:

It seems to me that when the enemy comes out of his works and attacks and is repulsed he ought to be followed vigorously to the last minute with every man. Holding the line is of no importance whilst troops are operating in front of it. [11]

Wanting to complete his army's control over the railroad, Grant recalled the II Corps from its failed attempt at Deep Bottom to destroy the Petersburg Railroad further south, an action that resulted in the Second Battle of Ream's Station on August 25. 1864. [13]


Ver el vídeo: Alatriste Battle of Rocroi English Subtitles (Enero 2022).