Información

La Edad de Oro de Texcoco, poderosa ciudad del rey Nezahualcóyotl


Texcoco era una hermosa ciudad llena de altares naturales, lugares de cultura e impresionantes construcciones. Estaba ubicado en la orilla oriental del lago de Texcoco, al noreste de la capital azteca, Tenochtitlan. El gobernante que hizo de este lugar algo inolvidable fue una de las mentes más grandes de la civilización mesoamericana: el rey Nezahualcóyotl.

La reconquista de la Ciudad Dorada

La ciudad de Texcoco fue creada en el siglo XII o alrededor de 1337. Los investigadores aún buscan los orígenes de la ciudad, pero probablemente fue expandida por los acolhua, por lo que Texcoco se convirtió en la capital acolhua, asumiendo ese rol de Coatlinchan. La ciudad estaba ubicada en un ambiente muy amigable que permitía a las personas vivir una vida muy cómoda. La organización de la ciudad no fue diferente a la de otras ciudades precolombinas de esta zona.

Nezahualcóyotl tenía solo 16 años cuando su padre Ixtlilxóchitl I, el gobernante de Texcoco, fue destronado por Tezozomoc de Azcapotzalco. Se refugiaron en las cuevas de Cualhyacac ​​y Tzinacanoztoc. Incapaz de esconderse allí por mucho tiempo, Ixtlilxóchitl ordenó a su hijo que se mudara al bosque, mientras él y algunos hombres leales intentaban sin éxito detener el avance de sus captores. Nezahualcóyotl logró escapar y se dirigió a Tlaxcala. El hijo de Tezomoc, Maxtla, sucedió a su padre en 1427. Aguantó varias emboscadas y, con gran habilidad diplomática, logró ganarse el favor de otras ciudades.

Representación del gobernante Nezahualcóyotl

Después de diez años desde que los antiguos gobernantes dejaron Texcoco, en 1428, Nezahualcóyotl tenía 26 años. Decidió recuperar el trono de su padre. Fue parte de una campaña de guerra más grande creada por una coalición de ciudades como Tenochtitlan, Tlacopan, Tlatelolco, Huexotzingo, Tlaxcala y Chalco. Todas las ciudades estaban en peligro por las ambiciones de Maxtla.

El ejército aliado de cien mil hombres logró la conquista tomó Texcoco. Maxtla fue asesinado por Nezahualcóyotl, quien inauguró un apogeo en el Valle de México. Poco después del final de la guerra, Nezahualcóyotl, el gobernante más sabio que jamás había gobernado el Valle del Anáhuac, fue finalmente coronado Tlatoani de Texcoco en 1431. La ciudad y los aztecas de Tenochtitlán, con los tepanecas de Tlacopan, formalizaron su asociación como la Triple Alianza. Había comenzado el tiempo de paz. Texcoco se convirtió en la segunda de las ciudades más importantes del llamado imperio azteca.

  • Los huesos humanos muestran evidencia de que los aztecas practicaban el canibalismo ritual
  • Una nueva investigación muestra que los espantosos sacrificios aztecas también incluyeron a lugareños de todas las edades
  • Los muchos entierros de Hernán Cortés: localización de la tumba de un conquistador

El Valle de México en la época de la conquista española, mostrando Texcoco en relación con Tenochtitlan y otras ciudades del Valle de México. ( CC BY-SA 3.0 )

Texcoco se convirtió en el centro del imperio donde el sabio rey ubicó la mayor biblioteca de la civilización mesoamericana. Quería recopilar allí todo el conocimiento del mundo que conocía. Durante su reinado trató de expandir su ciudad para volverse aún más impresionante que Tenochtitlan.

El Coyote Hambriento, que gobernaba su Ciudad Dorada

Nezahualcóyotl nació probablemente el 28 de abril de 1402 en Texcoco. Su nombre significaba "El Coyote Hambriento". Después de convertirse en el gobernante de su tierra natal, su talento y visión de la ciudad florecieron. A Nezahualcóyotl se le atribuye el período de la historia conocido como la Edad de Oro de Texcoco. Los tiempos de su reinado trajeron el estado de derecho, la erudición y el arte a la ciudad. Debido a su visión, se establecieron altos estándares e influyeron en las culturas circundantes. Nezahualcóyotl diseñó un código de derecho basado en la división del poder, que creó los consejos de guerra, justicia, finanzas y cultura.

Nezahualcoyotl (1402-1472), gobernante de Texcoco, como se muestra en el Codex Ixtlilxochitl del siglo XVI.

También fue considerado un amante de la ciencia, un apasionado de los libros, el gran filósofo y el poeta. Publicó una treintena de composiciones poéticas propias en numerosas colecciones de manuscritos que conservaban canciones prehispánicas. Su poesía no solo explota la belleza de la lengua náhuatl, sino que tiene una profundidad filosófica que ya le valió el calificativo de "sabio". Los poemas de Nezahualcóyotl tocan temas clave para la lírica de todos los tiempos; incluyen las referencias históricas y elementos autobiográficos que hablan de su carrera como guerrero. La delicadeza del lenguaje que usó le da un gran peso lírico y simbólico al simbolismo futuro y los idiomas locales.

Sección central de la página 34 del Codex Osuna, de 1565, que muestra los símbolos pictóricos de Texcoco, Tenochtitlan (México) y Tlacopán.

Nezahualcóyotl también fue un gran arquitecto, ingeniero, urbanista, guerrero reacio y legislador. Su visión de la ciudad como el lugar más moderno cerca del lago de Texcoco trajo a los ciudadanos muchos jardines impresionantes, academia autónoma de eruditos y poetas, monumentos, acueductos y palacios. El más abrumador con la abundancia fue el palacio del rey, que fue la creación más magnífica, un magnífico palacio que proporcionó, entre otras numerosas dependencias, un baño tallado en la roca.

La visión de un mundo pacífico influyó en los sueños de muchos. Después de siglos, su poesía sigue siendo muy popular en México y en todo el mundo. Actualmente, uno de sus poemas está impreso en el billete de 100 pesos en México. El poema suena como un mensaje del gobernante precolombino a la gente de todos los siglos:

Amo el canto del ruiseñor,
Pájaro de cuatrocientas voces,
Me encanta el color de la piedra de jade
Y el embriagador aroma de las flores,
Pero más que todo amo a mi hermano, hombre.

El crepúsculo final del imperio

Cuando Nezahualcóyotl murió el 4 de junio de 1472, su hijo ascendió al trono Nezahualpilli, quien gobernó la ciudad hasta 1516, continuando la política expansiva seguida por su predecesor. La caída de la ciudad llegó con la llegada de los españoles. Los sacerdotes católicos que vinieron a cristianizar a los ciudadanos de Texcoco destruyeron la gran biblioteca, se quemaron los libros y se destruyeron los monumentos de los dioses antiguos.

  • El tesoro robado de Montezuma
  • Impresionante iglesia del siglo XVI emerge de un embalse mexicano después de la sequía
  • Restos humanos de 10,000 años encontrados en cueva submarina en México arrojan luz sobre antiguas migraciones

Fundición en bronce (1888-1889) de Nezahualcoyotl, de Jesús F. Contreras

Hoy en día, la gran ciudad capital de uno de los más grandes poetas de México, se encuentra dentro del área metropolitana de la Ciudad de México. El sitio de Texcoco precolombino ahora se conoce formalmente como Texcoco de Mora. Debido a la moderna urbanización de la ciudad, las excavaciones son muy difíciles de organizar. Cuesta creerlo, pero el testimonio de Nezahualcóyotl queda cubierto bajo tierra esperando ser reconquistado desde el olvido.

Imagen de portada: Ruinas del palacio de Netzahualcóyotl en la zona arqueológica de Baños en Texcoco ( CC BY-SA 3.0 ), Nezahualcoyotl (1402-1472), gobernante de Texcoco, como se muestra en el Codex Ixtlilxochitl del siglo XVI.

Por Natalia Klimczak


Descubierta la 'Ciudad Dorada Perdida' de 3.000 años en Luxor, Egipto

Fue descrito como el mayor descubrimiento arqueológico desde la tumba del rey Tut.

3000 años de antigüedad & # x27lost city & # x27 encontrada en Egipto & # x27s Luxor

Egipto anunció el jueves el descubrimiento de lo que denominó la "Ciudad Dorada Perdida" en la provincia sureña de Luxor, y un egiptólogo con sede en Estados Unidos describió el hallazgo como el mayor descubrimiento arqueológico desde la tumba de Tutankamón hace casi un siglo.

Una misión dirigida por el exjefe de antigüedades de Egipto, Zahi Hawass, desenterró "varias áreas o vecindarios" de la ciudad de 3.000 años de antigüedad después de siete meses de excavación.

El objetivo original de la misión era encontrar un templo mortuorio del rey Tut, cuya tumba fue descubierta en el Valle de los Reyes de Luxor en 1922, pero en su lugar excavaron partes de una ciudad entera.

La ciudad, que Hawass también llamó "El ascenso de Atón", se remonta a la era del rey Amenhotep III de la dinastía XVIII, que gobernó Egipto desde 1391 hasta 1353 a. C.

"La excavación comenzó en septiembre de 2020 y en unas semanas, para gran sorpresa del equipo, comenzaron a aparecer formaciones de ladrillos de barro en todas direcciones", dijo el Ministerio de Antigüedades de Egipto en un comunicado.

"Lo que desenterraron fue el sitio de una gran ciudad en buen estado de conservación, con muros casi completos y con habitaciones llenas de herramientas de la vida cotidiana".

La parte sur de la ciudad incluye una panadería, hornos y almacenamiento de cerámica, mientras que la parte norte, la mayor parte de la cual permanece bajo las arenas, comprende distritos administrativos y residenciales, agregó el ministerio.

"Fue el asentamiento administrativo e industrial más grande de la era del imperio egipcio en la orilla occidental de Luxor", dijo Hawass.

"Las calles de la ciudad están flanqueadas por casas", con algunos muros de hasta 3 metros de altura, también dijo Hawass.

Hawass dijo que la ciudad todavía estaba activa durante la corregencia de Amenhotep III con su hijo, Akhenaton, pero que este último finalmente la abandonó cuando tomó el trono. A continuación, Akhenaton fundó Amarna, una nueva capital en la actual provincia de Minya, a unos 250 km al sur de El Cairo y 400 km al norte de Luxor.

Betsy Brian, profesora de egiptología en la Universidad Johns Hopkins en Baltimore, dijo que la importancia del hallazgo es solo superada por el trascendental descubrimiento de la tumba del rey Tut.

"El descubrimiento de la Ciudad Perdida, no solo nos dará una rara visión de la vida de los antiguos egipcios en el momento en que el Imperio era más rico, sino que nos ayudará a arrojar luz sobre uno de los mayores misterios de la historia: ¿por qué Akhenaton y Nefertiti decide mudarse a Amarna ", agregó Brian.


Contenido

Nacido como Nezahualcoyotly Acolmiztli (Coyote en ayunas, Brazo de león), era hijo de Ixtlilxóchitl I y Matlalcihuatzin, [2] hija de Huitzilihuitl. Aunque nació heredero de un trono, su juventud no estuvo marcada por el lujo principesco. Su padre había puesto a Texcoco contra la poderosa ciudad de Azcapotzalco, gobernada por los tepanecas. En 1418, cuando el joven príncipe tenía quince años, su padre fue asesinado.

Los tepanecas de Azcapotzalco, liderados por Tezozomoc, conquistaron Texcoco y Nezahualcóyotl tuvo que huir al exilio en Huexotzinco, volviendo a quedarse en Tenochtitlán en 1422. Sus tías sobornaron al rey tepaneca y le permitieron ser parcialmente educado como mexica. Su exposición a la cultura y la política mexica influiría en la forma en que luego gobernó Texcoco. Después de que el hijo de Tezozomoc, Maxtla, se convirtiera en gobernante de Azcapotzalco, Nezahualcóyotl regresó a Texcoco, pero tuvo que exiliarse por segunda vez cuando se enteró de que Maxtla conspiró contra su vida.


Nezahualcóyotl de Texcoco

México es uno de los países con mayor diversidad ecológica en la actualidad. Sin embargo, México también es una de las naciones que más rápidamente deforesta en el mundo. Algunos historiadores sostienen que la conquista colonial española fue responsable de la degradación ambiental de Mesoamérica, pero otros notarán que muchas comunidades indígenas estuvieron al borde de una catástrofe debido a la falta de conservación ambiental. De hecho, el quince por ciento de los bosques del valle de México habían sido eliminados en el momento del contacto con los españoles. Sin embargo, hubo excepciones a esta aparente falta de preocupación ecológica, siendo una de ellas el poeta rey de Texcoco, Nezahualcóyotl.

Nacido de un rey nahua de Acolhua y una princesa mexica en 1402, Nezahualcoyotl (Coyote hambriento), no pasó sus primeros dieciocho años de vida a la manera real. Su estado estaba en guerra constante con vecinos rivales, y a los dieciséis años, Nezahualcóyotl vio el asesinato de su padre desde el tronco de un árbol. Luego de finalmente regresar a Texcoco como gobernante, Nezahualcóyotl logró hitos históricos que no solo lo calificaron como revolucionario, sino que lo establecieron como líder de la Edad de Oro de Texcoco. Sus numerosas obras de poesía preparan el escenario para el estilo, la cantidad y la calidad. Se interesó mucho por las artes culturales, teniendo espacio para la música y la danza en sus palacios. También promovió el crecimiento intelectual, tenía la "biblioteca" más grande de Mesoamérica, reuniendo tantos códices escritos como era posible (que lamentablemente se quemó en manos de los españoles). Una cosa por la que Nezahualcóyotl está acreditado y que aún hoy exige atención es el templo que había construido que no permitía el sacrificio de vidas, humanas o de otro tipo.

Entre sus muchos logros, uno que es quizás el más relevante para un tema actual en México, fue que fue el primer gobernante prehispánico en hacer cumplir legalmente la preservación de los bosques en el Valle de México. Como dice Lane Simonian en Defending the Land of the Jaguar A History of Conservation in Mexico, el rey filósofo estaba “preocupado por la creciente escasez de árboles [y] restringió las áreas donde la gente podía cortar madera” (Simonian, 25). Aunque la mayoría de los pueblos indígenas de México tenían más que una relación necesaria con los hábitats naturales que adquirieron, la preservación real de la tierra era poco común. La madera tenía una demanda constante para la construcción, el tributo, la quema para cocinar y crear yeso y cemento de piedra caliza, y la agricultura de tala y quema era la técnica principal de la agricultura. El agotamiento de las fuentes de agua dulce también fue motivo de controversia. Una forma de evitar la tala y quema fue crear chinampas en el sistema de lagos. Las chinampas eran islas artificiales que se hicieron utilizando barro, material orgánico y sedimentos lacustres que demostraron ser fértiles y exitosos. Nezahualcóyotl, alivió los problemas del agua mediante la construcción de un dique que redujo los niveles de salinidad en el agua utilizada para las chinampas. Este sistema de agua ayudó a prevenir las presiones que la agricultura ejercía sobre los bosques circundantes. Valorando la belleza de la naturaleza, Nezahualcóyotl también diseñó uno de los jardines botánicos / zoológicos más elaborados del Imperio Mexica. Texcotzingo tenía una extensa colección de flora y fauna, varios baños / piscinas, plantas medicinales, e incluso áreas para cultivar maíz, frijoles y calabazas con un impresionante sistema de acueductos.

Hoy el Valle de México se conoce como Ciudad de México. Lo que una vez fue el hogar de un ecosistema especialmente diverso es ahora uno de los centros urbanos más grandes del mundo. La contaminación de la tierra y la escasez de agua son problemas crónicos. A medida que los mexicanos continúan usando la tierra, ahora también están aumentando sus esfuerzos para conservar su medio ambiente. La erosión y la deforestación en tiempos anteriores a la Conquista pueden haber llevado eventualmente a un colapso demográfico, pero hubo unos pocos líderes excepcionales, a saber, Nezahualcóyotl de Texcoco, quienes reconocieron las consecuencias ecológicas venideras y tomaron medidas para proteger sus tierras nativas, convirtiéndose en los primeros mesoamericanos. activistas ambientales.


Quizás mi pequeña ciudad mexicana no sea muy linda o pintoresca, pero es una ciudad antigua, llena de historia y cuentos antiguos, y hay muchas razones para amarla. Estos son sólo algunos de ellos.

¡Sigue mi blog y enamórate de México!

Haga clic para twittear esta publicación

Mientras me siento aquí escribiendo esta publicación, me pregunto si me imaginas viviendo en un pequeño y pintoresco pueblo mexicano.

Pero la verdad es que vivo en una de las regiones más pobladas del planeta: el área metropolitana de la Ciudad de México. Es un lugar de caos urbano, tráfico loco, ruido interminable y millones de personas golpeando el pavimento día tras día. Mi pequeña ciudad natal se encuentra al borde de esta jungla de asfalto, y me temo que no es muy pintoresca en absoluto.

Mi pequeña ciudad natal de Texcoco se encuentra al borde de esta jungla de asfalto, y me temo que no es muy pintoresca en absoluto, pero tiene una historia antigua que vale la pena contar.

1. Cerrito de los Melones Sitio arqueológico

Érase una vez, hace medio milenio, Texcoco fue la capital del poderoso reino acolhua y un aliado del poderoso imperio azteca. Fue gobernado por uno de los reyes más grandes del México antiguo, el rey poeta Nezahualcóyotl.

Esta fue una edad de oro cuando el arte y la cultura florecieron tanto en Texcoco que los historiadores posteriores se refirieron a la ciudad como la Atenas del mundo occidental.

El rey Nezahualcóyotl construyó un lujoso palacio al borde del lago que una vez cubrió gran parte de este valle. A partir de ahí, gobernó sabiamente, compuso hermosos poemas y diseñó asombrosos proyectos de ingeniería.

Estas son las ruinas del palacio del rey, que ahora se encuentran justo en medio del ajetreado centro de Texcoco. ¿Y el lago? Odio decirlo, pero se ha ido.

2. Tezcutzingo Sitio arqueológico

El rey Nezahualcóyotl también tenía un enorme recinto real en el cerro Tezcutzingo al este de Texcoco. Allí, construyó un lujoso palacio, jardines botánicos e impresionantes obras hidráulicas. Cuenta la leyenda que incluso había un zoológico.

El rey también era un maestro ingeniero y diseñó un acueducto que abastecía de agua dulce a Texcoco y a la capital azteca de Tenochtitlán.

Hoy en día, es una caminata muy agradable hasta la cima de la colina. Puede visitar las ruinas de la residencia y los jardines del rey y maravillarse con la vista del valle. En la parte superior, hay una gran piedra plana que, según la leyenda local, es el lugar donde el rey compuso sus poemas más famosos.

3. Puerto de los Bergantines Monumento

Mucho después de la muerte del rey Nezahualcóyotl, llegó a Texcoco el conquistador español Hernán Cortés. Para entonces, el reino estaba en desacuerdo con el imperio azteca y Texcoco se convirtió en un aliado del conquistador. El 28 de abril de 1521, Cortés lanzó su último ataque contra la capital azteca desde este mismo lugar.

¡Debo decirles que no fue fácil derrotar a los aztecas! La capital soportó un asedio durante meses y se negó a rendirse incluso después de que Cortés redujera la ciudad a escombros con sus cañones. Finalmente, el emperador azteca fue capturado cuando intentó huir a cubierto, y ese fue el fin del poderoso imperio.

4. Catedral de Texcoco

Después de la conquista española, Texcoco se convirtió por un tiempo en la segunda ciudad más importante de la Nueva España, y llegaron frailes franciscanos para difundir el cristianismo. El más famoso de ellos fue fray Pedro de Gante. Construyó una capilla donde comenzó a enseñar habilidades, artesanías, español y latín a los jóvenes indígenas.

De hecho, ¡Texcoco fue el primer lugar del continente donde se enseñó español! Los frailes también construyeron un monasterio y luego comenzaron a trabajar en la catedral que aún se conserva en la actualidad.

5. El viejo ahuehuete árbol

Ahora, cinco siglos después, el palacio y el acueducto del rey Nezahualcóyotl no son más que un montón de piedras, y la actual Texcoco ya no es una ciudad poderosa.

¡Pero no todo está olvidado! Los poemas del rey todavía son recordados y amados, y su memoria sigue viva.

Lo más sorprendente de todo es que todavía queda un testigo vivo de la edad de oro de Texcoco. Está solo, anciano y enfermo, pero está erguido y orgulloso.Él es un 600 años de edad ahuehuete árbol, la última pieza restante del bosque que una vez cubrió la tierra. Todavía es amado y venerado, y continúa protegiendo la antigua ciudad del rey poeta. ¡Espero que viva muchos, muchos años más!

Espero que les haya gustado la historia de mi pequeña ciudad natal, y también espero que vengan a visitarnos algún día. Texcoco tiene más lugares increíbles de los que aún tengo que contarte, pero ten paciencia y prometo escribir esas publicaciones muy pronto. Para terminar este post, les dejo un fragmento de uno de los poemas del rey Nezahualcóyotl & # 8217s:

¡No para siempre en la tierra, solo un breve tiempo aquí! Incluso las fracturas de jade, incluso las rupturas de oro, incluso las plumas de quetzal se rompen. ¡No para siempre en la tierra, solo un breve tiempo aquí!

Créditos de las fotografías: Jose Manuel Fuentes y Silvana Reyes


Estrellas del porno de las décadas de 1970 y 1980: dónde están ahora

Muchas de las estrellas más importantes de la llamada Edad de Oro de la industria del cine para adultos, una era en la que VHS lanzó la pornografía a un negocio multimillonario, han ido y venido.

Pero otros todavía se están conectando.

Aquí hay una mirada profunda a algunos de los actores principales del porno vintage y dónde se encuentran ahora:

¿Dónde están ahora? Estrellas del porno vintage

El ex maestro de educación especial comenzó un drástico cambio de carrera en 1978, cuando su novia envió fotos de él desnudo a "Playgirl".

La difusión fue tan impresionante que comenzó a recibir llamadas de directores de cine para adultos. Jeremy accedió a participar con la esperanza de que le ayudara a entrar en la industria del cine no para adultos.

Sigue siendo uno de los nombres más reconocibles del porno.

Jeremy tiene el récord mundial Guinness de más apariciones en películas para adultos con más de 2,000. A pesar de un problema de salud en 2013, el nativo de Queens todavía dirige y protagoniza películas pornográficas; incluso ha aparecido en películas más convencionales, como "The Boondock Saints".

Antes de protagonizar pornos pioneros como "Garganta profunda", que lo llevó a problemas legales muy públicos, y "El diablo en Miss Jones", Reems apareció en múltiples películas de despedida de soltero o "bucles", que eran películas cortas y explícitas para adultos mudas.

Reems murió de cáncer de páncreas en 2013. Años antes de su muerte, se convirtió en un cristiano devoto.

Proveniente de Harlem, del Rio dejó su trabajo como programadora de computadoras en 1974 para hacer porno porque "pagaban $ 150 por día, exactamente la mitad de mi alquiler", le dijo una vez a Vibe.

Inicialmente dejó la industria en 1986 en el apogeo de la epidemia del SIDA.

Del Rio salió de su retiro a fines de la década de 1980. Desde entonces, ha hecho cameos en "NYPD Blue" y en el video musical de Junior M.A.F.I.A. canción "Get Money".

La carrera de la legendaria figura comenzó a principios de la década de 1970, antes de la Edad de Oro del porno.

No se sabe cuántas películas para adultos apareció Holmes, ya que los actores no recibieron crédito antes del auge de la industria.

Holmes le dijo a "Penthouse" que tenía a su miembro asegurado por Lloyd's of London por la enorme cantidad de $ 14 millones, siete cifras por pulgada, dijo.

Cuando no estaba en la pantalla, Holmes estaba entregando criminales al LAPD como informante para apoyar su hábito de drogas y crimen y mantenerse fuera de la cárcel.

Holmes fue la inspiración para el personaje de Mark Wahlberg, Dirk Diggler, en la película de Paul Thomas Anderson, "Boogie Nights".

Y la supuesta participación de Holmes en los asesinatos aún sin resolver de Wonderland de 1981 es el tema de la película de 2003 "Wonderland".

Murió de complicaciones relacionadas con el SIDA en 1984. Incluso después de que le diagnosticaron VIH positivo, Holmes siguió filmando dos películas porno, y sus compañeros de reparto desconocen su estado.

Como estudiante de segundo año de enfermería en la Universidad Estatal de San Francisco en 1982, Hartley comenzó a desnudarse en el famoso Teatro O'Farrell de Mitchell Brothers.

Dos años más tarde hizo su debut en el cine para adultos en "Educating Ninja" y aún se graduó magna cum laude.

Hartley sigue activa en el porno y ha creado su propio pequeño imperio.

Produce los videos instructivos de "Nina Hartley's Guide" y frecuentemente trabaja con su esposo, el director de películas para adultos BDSM Ernest Greene.

La pionera también es conocida por su papel en "Boogie Nights", en la que interpreta a la esposa infiel de William H. Macy y como activista social, particularmente en el tema del feminismo.

"El sexo no es algo que te hagan los hombres", le dijo a The Humanist. "No es algo que los hombres saquen de ti. El sexo es algo en lo que te sumerges con gusto y te gusta tanto como a él".

La modelo Ivory Snow apareció en la comedia romántica "The Owl and the Pussycat" junto a Barbara Streisand antes de su papel principal en la innovadora "Behind the Green Door", que muchos consideran la primera película para adultos que presenta una escena de sexo interracial.

"Resurrection of Eve", la continuación de la película de 1972 consolidó a Chambers como un gran nombre en la industria.

En 1985, llegó a los titulares nacionales por ser arrestada mientras estaba en el escenario interpretando su espectáculo de desnudez frontal completa para una sola mujer, "Feel The Magic", en el Teatro O'Farrell de Mitchell Brothers en San Francisco.

Chambers murió en 2009 de una hemorragia cerebral debido a complicaciones con una enfermedad cardíaca.

Aunque solo apareció en películas para adultos de 1984 a 1986, Lords dejó un gran impacto en la industria.

Protagonizó "Talk Dirty to Me Part III" de 1984 y poco después comenzó a ganar $ 1,000 por día.

Sin embargo, Lords tenía menos de 18 años durante el rodaje. El escándalo dio forma a varias leyes de la industria para combatir la pornografía infantil.

Lords pasó con éxito a papeles principales después de 1986. Ha actuado en comedias de situación de éxito, como "Gilmore Girls", "Married. With Children", "Will & amp Grace" y "Melrose Place", entre otras.

Su autobiografía, "Traci Lords: Underneath It All", fue un bestseller del New York Times y en 1995 su álbum debut "1000 Fires" generó el sencillo "Control", que está certificado como doble platino.

La actriz húngara-italiana, más conocida como Cicciolina, fue una popular locutora de radio en Italia antes de ingresar al porno.

En 1978, fue la primera mujer en ser fotografiada desnuda en vivo en la televisión italiana y cinco años después hizo su debut en el cine para adultos en "Telefono rosso".

Ella apareció en "The Rise and Fall of the Roman Empress" junto a John Holmes, quien participó en la película con clasificación X a pesar de ser VIH positivo.

Slater es un político activo y activista en Italia. En febrero anunció que estaba en proceso de filmar su última película para adultos.

Amber Lynn, quien también es conocida en el mundo del cine para adultos, introdujo a Adams, su hermano, en el mundo del porno alrededor de 1980.

Adams, actor, también incursionó en la dirección de películas con clasificación X.

La prolífica carrera de Adams, que incluyó casi 100 créditos de dirección y más de 600 lugares de actuación, terminó en 2008 cuando murió de insuficiencia cardíaca.

North comenzó su carrera como estrella de películas porno gay a mediados de la década de 1980. Más tarde cambió a películas con clasificación X y comenzó a dirigir también. La serie de películas "North Pole" son las obras más notables de North. Según su sitio web personal, North, cuyo nombre real es Alden Brown, eligió a Peter North como su nombre porno porque: "Tu pene también se conoce como tu Peter y cuando estás erguido, mira hacia el norte. Además, yo soy del norte ".

Tiene su propia compañía, Northstar Associates, y todavía dirige y aparece regularmente en películas para adultos.

North también ha escrito varios libros, incluido "Penetrating Insights", que es "una guía para conocer y salir con mujeres hermosas". Está disponible en Amazon por la friolera de $ 194,99.

Leslie fue la primera estrella masculina en cambiar con éxito de la actuación de películas para adultos a la dirección. Tomó la industria por asalto en 1973 con "Sensuous Delights".

Tras la caída de John Holmes, Leslie se convirtió en la estrella masculina más destacada del porno.

Murió de un ataque al corazón en 2010. A principios de ese año, Leslie participó en un documental sobre la industria del cine para adultos titulado "After Porn Ends".

Un verdadero neoyorquino, Gillis, un hombre abiertamente bisexual, se graduó magna cum laude de la Universidad de Columbia y se aventuró por primera vez en el mundo del cine para adultos después de leer un anuncio en "Village Voice" mientras era taxista.


El fin de la edad de oro

Alrededor de 1717 más o menos, Inglaterra decidió poner fin a la plaga de piratas. Se enviaron más barcos de la Royal Navy y se encargaron cazadores de piratas. Woodes Rogers, un duro ex corsario, fue nombrado gobernador de Jamaica. El arma más eficaz, sin embargo, fue el perdón. Se ofreció un perdón real para los piratas que quisieran salir de la vida, y muchos piratas se lo quitaron. Algunos, como Benjamin Hornigold, se mantuvieron legítimos, mientras que otros que aceptaron el perdón, como Barbanegra o Charles Vane, pronto volvieron a la piratería. Aunque la piratería continuaría, no era un problema tan grave en 1725 más o menos.


Contenido

La palabra "azteca" en el uso moderno no habría sido utilizada por la gente misma. Se ha utilizado de diversas formas para referirse al imperio de la Triple Alianza, el pueblo de habla náhuatl del centro de México antes de la conquista española, o específicamente la etnia mexica de los pueblos de habla náhuatl. [6] El nombre proviene de una palabra náhuatl que significa "pueblo de Aztlán", lo que refleja el mítico lugar de origen de los pueblos nahuas. [7] A los efectos de este artículo, "azteca" se refiere únicamente a aquellas ciudades que constituyeron o estuvieron sujetas a la Triple Alianza. Para un uso más amplio del término, consulte el artículo sobre la civilización azteca.

Antes del Imperio Azteca

Los pueblos nahuas descienden de los pueblos chichimecas que emigraron al centro de México desde el norte a principios del siglo XIII. [8] La historia de la migración de los mexicas es similar a la de otras organizaciones políticas en el centro de México, con sitios, individuos y eventos sobrenaturales, que se unen a la historia terrenal y divina en su búsqueda de legitimidad política. [9] Según los códices pictográficos en los que los aztecas registraban su historia, el lugar de origen se llamaba Aztlán. Los primeros migrantes se asentaron en la Cuenca de México y las tierras circundantes mediante el establecimiento de una serie de ciudades-estado independientes. Estas primeras ciudades-estado nahuas o altepetl, fueron gobernados por jefes dinásticos llamados tlahtohqueh (singular, tlatoāni). La mayoría de los asentamientos existentes habían sido establecidos por otros pueblos indígenas antes de la migración mexica. [10]

Estas primeras ciudades-estado libraron varias guerras a pequeña escala entre sí, pero debido a las cambiantes alianzas, ninguna ciudad individual ganó el dominio. [11] Los mexicas fueron los últimos inmigrantes nahuas en llegar al centro de México. Entraron en la Cuenca de México alrededor del año 1250, y para entonces ya se había reclamado la mayor parte de las buenas tierras agrícolas. [12] Los mexicas persuadieron al rey de Culhuacán, una pequeña ciudad-estado pero históricamente importante como refugio de los toltecas, para que les permitiera establecerse en una parcela de tierra relativamente infértil llamada Chapultepec (Chapoltepēc, "en el cerro de los saltamontes"). Los mexicas sirvieron como mercenarios de Culhuacan. [13]

Después de que los mexicas sirvieron a Culhuacán en la batalla, el gobernante nombró a una de sus hijas para gobernar a los mexicas. Según relatos mitológicos nativos, los mexicas la sacrificaron desollando su piel, por orden de su dios Xipe Totec. [14] Cuando el gobernante de Culhuacán se enteró de esto, atacó y usó su ejército para expulsar a los mexicas de Tizaapan por la fuerza. Los mexicas se mudaron a una isla en medio del lago de Texcoco, donde un águila anidaba sobre un nopal. Los mexicas interpretaron esto como una señal de sus dioses y fundaron su nueva ciudad, Tenochtitlan, en esta isla en el año ōme calli, o "Dos casas" (1325 dC). [3]

Guerra azteca

Los mexicas saltaron a la fama como guerreros feroces y pudieron establecerse como una potencia militar. La importancia de los guerreros y la naturaleza integral de la guerra en la vida política y religiosa mexica ayudaron a impulsarlos a emerger como el poder militar dominante antes de la llegada de los españoles en 1519.

La nueva ciudad-estado mexica se alió con la ciudad de Azcapotzalco y rindió homenaje a su gobernante, Tezozomoc. [15] Con la ayuda de los mexica, Azcopotzalco comenzó a expandirse en un pequeño imperio tributario. Hasta este momento, el gobernante mexica no fue reconocido como un rey legítimo. Los líderes mexica con éxito solicitaron a uno de los reyes de Culhuacán que le proporcionara una hija para casarse con miembros de la línea mexica. Su hijo, Acamapichtli, fue entronizado como el primer tlatoani de Tenochtitlan en el año 1372. [16]

Mientras que los tepanecas de Azcapotzalco expandieron su dominio con la ayuda de los mexicas, la ciudad acolhua de Texcoco creció en poder en la parte oriental de la cuenca del lago. Finalmente, estalló la guerra entre los dos estados y los mexicas jugaron un papel vital en la conquista de Texcoco. Para entonces, Tenochtitlán se había convertido en una ciudad importante y fue recompensada por su lealtad a los tepanecas al recibir a Texcoco como provincia tributaria. [17]

La guerra mexica, desde sus tácticas hasta las armas, estuvo marcada por un enfoque en capturar enemigos en lugar de matarlos. La captura de enemigos era importante para el ritual religioso y proporcionaba un medio por el cual los soldados podían distinguirse durante las campañas. [18]

Guerra Tepaneca

En 1426, el rey tepaneca Tezozomoc murió, [19] [20] [21] y la crisis de sucesión resultante precipitó una guerra civil entre posibles sucesores. [17] Los mexicas apoyaron al heredero preferido de Tezozomoc, Tayahauh, quien inicialmente fue entronizado como rey. Pero su hijo, Maxtla, pronto usurpó el trono y se volvió contra las facciones que se le oponían, incluido el gobernante mexica Chimalpopoca. Este último murió poco después, posiblemente asesinado por Maxtla. [12]

El nuevo gobernante mexica Itzcóatl continuó desafiando a Maxtla, bloqueó Tenochtitlán y exigió mayores pagos de tributos. [22] De manera similar, Maxtla se volvió contra los acolhua, y el rey de Texcoco, Nezahualcóyotl, huyó al exilio. Nezahualcóyotl reclutó ayuda militar del rey de Huexotzinco, y los mexicas obtuvieron el apoyo de una ciudad disidente tepaneca, Tlacopan. En 1427, Tenochtitlan, Texcoco, Tlacopan y Huexotzinco fueron a la guerra contra Azcapotzalco, emergiendo victoriosos en 1428. [22]

Después de la guerra, Huexotzinco se retiró, y en 1430, [1] las tres ciudades restantes formaron un tratado conocido hoy como la Triple Alianza. [22] Las tierras tepanecas se repartieron entre las tres ciudades, cuyos líderes acordaron cooperar en futuras guerras de conquista. Las tierras adquiridas a partir de estas conquistas quedarían en manos de las tres ciudades juntas. El tributo se dividiría de modo que dos quintas partes fueran a Tenochtitlán y Texcoco, y una quinta parte a Tlacopan. Cada uno de los tres reyes de la alianza asumió a su vez el título de "huetlatoani" ("Orador anciano", a menudo traducido como "Emperador"). En este rol, cada uno tuvo temporalmente un de jure posición por encima de los gobernantes de otras ciudades-estado ("tlatoani"). [23]

En los siguientes 100 años, la Triple Alianza de Tenochtitlán, Texcoco y Tlacopan llegó a dominar el Valle de México y extendió su poder a las costas del Golfo de México y el Pacífico. Tenochtitlan se convirtió gradualmente en la potencia dominante de la alianza. Dos de los principales artífices de esta alianza fueron los medio hermanos Tlacaelel y Moctezuma, sobrinos de Itzcoatl. Moctezuma eventualmente sucedió a Itzcóatl como los mexica huetlatoani en 1440. Tlacaelel ocupó el recién creado título de "Cihuacoatl", equivalente a algo entre "Primer Ministro" y "Virrey". [22] [24]

Reformas imperiales

Poco después de la formación de la Triple Alianza, Itzcóatl y Tlacopan instigaron reformas radicales en el estado y la religión azteca. Se ha alegado que Tlacaelel ordenó la quema de algunos o la mayoría de los libros aztecas existentes, alegando que contenían mentiras y que "no era prudente que toda la gente conociera las pinturas". [25] Incluso si ordenó tales quemaduras de libros, probablemente se limitó principalmente a documentos que contenían propaganda política de regímenes anteriores; a partir de entonces, reescribió la historia de los aztecas, colocando naturalmente a los mexicas en un papel más central. [ cita necesaria ]

Después de que Moctezuma I sucedió a Itzcóatl como emperador mexica, se instigaron más reformas para mantener el control sobre las ciudades conquistadas. [26] Los reyes que no cooperaron fueron reemplazados por gobernantes títeres leales a los mexicas. Un nuevo sistema de tributos imperiales estableció los recaudadores de tributos mexica que gravaban directamente a la población, sin pasar por la autoridad de las dinastías locales. Nezahualcóyotl también instituyó una política en las tierras acolhua de otorgar a los reyes súbditos posesiones tributarias en tierras alejadas de sus capitales. [27] Esto se hizo para crear un incentivo para la cooperación con el imperio si el rey de una ciudad se rebelaba, perdía el tributo que recibía de tierra extranjera. Algunos reyes rebeldes fueron reemplazados por calpixqueh, o gobernadores designados en lugar de gobernantes dinásticos. [27]

Moctezuma emitió nuevas leyes que separaron aún más a los nobles de los plebeyos e instituyó la pena de muerte por adulterio y otros delitos. [28] Por decreto real, se construyó una escuela supervisada religiosamente en cada vecindario. [28] Los vecindarios plebeyos tenían una escuela llamada "telpochcalli" donde recibían instrucción religiosa básica y entrenamiento militar. [29] Un segundo tipo de escuela más prestigiosa llamada "calmecac" sirvió para enseñar a la nobleza, así como a los plebeyos de alto rango que buscaban convertirse en sacerdotes o artesanos. Moctezuma también creó un nuevo título llamado "quauhpilli" que podría conferirse a los plebeyos. [26] Este título era una forma de nobleza menor no hereditaria otorgada por servicio militar o civil sobresaliente (similar al caballero inglés). En algunos casos raros, los plebeyos que recibieron este título se casaron con familias reales y se convirtieron en reyes. [27]

Un componente de esta reforma fue la creación de una institución de guerra regulada llamada las Guerras de las Flores. La guerra mesoamericana en general se caracteriza por una fuerte preferencia por capturar prisioneros vivos en lugar de matar al enemigo en el campo de batalla, lo que se consideraba descuidado y gratuito. Las Guerras de las Flores son una potente manifestación de este enfoque de la guerra. Estas guerras altamente ritualizadas aseguraron un suministro constante y saludable de guerreros aztecas experimentados, así como un suministro constante y saludable de guerreros enemigos capturados para sacrificarlos a los dioses. Las guerras de flores fueron organizadas previamente por funcionarios de ambos lados y se llevaron a cabo específicamente con el propósito de que cada organización política recolectara prisioneros para sacrificarlos. [18] [30] Según relatos históricos nativos, estas guerras fueron instigadas por Tlacaelel como un medio para apaciguar a los dioses en respuesta a una sequía masiva que se apoderó de la Cuenca de México desde 1450 hasta 1454. [31] Las guerras de las flores fueron principalmente librado entre el Imperio Azteca y las ciudades vecinas de su archienemigo Tlaxcala.

Primeros años de expansión

Después de la derrota de los tepanecas, Itzcóatl y Nezahualcóyotl consolidaron rápidamente el poder en la Cuenca de México y comenzaron a expandirse más allá de sus fronteras.Los primeros objetivos de la expansión imperial fueron Coyoacán en la Cuenca de México y Cuauhnahuac y Huaxtepec en el moderno estado mexicano de Morelos. [33] Estas conquistas proporcionaron al nuevo imperio una gran afluencia de tributos, especialmente productos agrícolas.

A la muerte de Itzcóatl, Moctezuma I fue entronizado como el nuevo emperador mexica. La expansión del imperio se detuvo brevemente por una gran sequía de cuatro años que azotó la Cuenca de México en 1450, y varias ciudades de Morelos tuvieron que ser reconquistadas después de que la sequía disminuyó. [34] Moctezuma y Nezahualcóyotl continuaron expandiendo el imperio hacia el este hacia el Golfo de México y hacia el sur hasta Oaxaca. En 1468 murió Moctezuma I y fue sucedido por su hijo, Axayacatl. La mayor parte del reinado de trece años de Axayácatl se dedicó a consolidar el territorio adquirido bajo su predecesor. Motecuzoma y Nezahualcóyotl se habían expandido rápidamente y muchas provincias se rebelaron. [12]

Al mismo tiempo que el Imperio Azteca se expandía y consolidaba su poder, el Imperio Purépecha en el oeste de México se expandía de manera similar. En 1455, los purépechas bajo su rey Tzitzipandaquare habían invadido el Valle de Toluca, reclamando tierras previamente conquistadas por Motecuzoma e Itzcoatl. [35] En 1472, Axayacatl reconquistó la región y la defendió con éxito de los intentos purépechas de recuperarla. En 1479, Axayacatl lanzó una gran invasión del Imperio Purépecha con 32.000 soldados aztecas. [35] Los purépechas los encontraron al otro lado de la frontera con 50.000 soldados y obtuvieron una contundente victoria, matando o capturando a más del 90% del ejército azteca. El propio Axayácatl resultó herido en la batalla, se retiró a Tenochtitlán y nunca más se enfrentó a los purépechas en la batalla. [36]

En 1472 murió Nezahualcóyotl y su hijo Nezahualpilli fue entronizado como el nuevo huetlatoani de Texcoco. [37] Esto fue seguido por la muerte de Axayacatl en 1481. [36] Axayacatl fue reemplazado por su hermano Tizoc. El reinado de Tizoc fue notoriamente breve. Demostró ser ineficaz y no expandió significativamente el imperio. Aparentemente, debido a su incompetencia, Tizoc probablemente fue asesinado por sus propios nobles cinco años después de su gobierno. [36]

Años posteriores de expansión

Tizoc fue sucedido por su hermano Ahuitzotl en 1486. ​​Como sus predecesores, la primera parte del reinado de Ahuitzotl se dedicó a reprimir rebeliones que eran comunes debido a la naturaleza indirecta del dominio azteca. [36] Ahuitzotl entonces comenzó una nueva ola de conquistas que incluyeron el Valle de Oaxaca y la Costa del Soconusco. Debido al aumento de las escaramuzas fronterizas con los purépechas, Ahuitzotl conquistó la ciudad fronteriza de Otzoma y la convirtió en un puesto militar. [38] La población de Otzoma fue asesinada o dispersada en el proceso. [35] Posteriormente, los purépechas establecieron fortalezas cercanas para protegerse de la expansión azteca. [35] Ahuitzotl respondió expandiéndose más al oeste hasta la costa pacífica de Guerrero.

Durante el reinado de Ahuitzotl, los mexicas eran la facción más grande y poderosa de la Triple Alianza Azteca. [39] Aprovechando el prestigio que los mexicas habían adquirido en el transcurso de las conquistas, Ahuitzotl comenzó a usar el título "huehuetlatoani" ("Orador mayor") para distinguirse de los gobernantes de Texcoco y Tlacopan. [36] Aunque la alianza todavía dirigía técnicamente el imperio, el emperador mexica ahora asumía una antigüedad nominal, si no real.

Ahuitzotl fue sucedido por su sobrino Moctezuzoma II en 1502. Moctezuma II pasó la mayor parte de su reinado consolidando el poder en tierras conquistadas por sus predecesores. [38] En 1515, los ejércitos aztecas comandados por el general tlaxcalteca Tlahuicole invadieron nuevamente el Imperio Purépecha. [40] El ejército azteca no pudo tomar ningún territorio y se limitó principalmente a realizar incursiones. Los purépechas los derrotaron y el ejército se retiró.

Moctezuma II instituyó más reformas imperiales. [38] Después de la muerte de Nezahualcóyotl, los emperadores mexicas se habían convertido en los de facto gobernantes de la alianza. Moctezuma II usó su reinado para intentar consolidar el poder más de cerca con el emperador mexica. [41] Eliminó a muchos de los asesores de Ahuitzotl y ejecutó a varios de ellos. [38] También abolió la clase "quauhpilli", destruyendo la posibilidad de que los plebeyos ascendieran a la nobleza. Sus esfuerzos de reforma fueron interrumpidos por la conquista española en 1519.

Conquista española

El líder de la expedición español, Hernán Cortés, desembarcó en Yucatán en 1519 con aproximadamente 630 hombres (la mayoría armados con solo una espada y un escudo). De hecho, Cortés había sido destituido como comandante de la expedición por el gobernador de Cuba, Diego Velásquez, pero había robado los barcos y se había ido sin permiso. [42] En la isla de Cozumel, Cortés se encontró con un español náufrago llamado Gerónimo de Aguilar que se unió a la expedición y tradujo del español al maya. La expedición luego navegó hacia el oeste hacia Campeche, donde después de una breve batalla con el ejército local, Cortés pudo negociar la paz a través de su intérprete, Aguilar. El rey de Campeche le dio a Cortés un segundo traductor, una esclava bilingüe nahua-maya llamada La Malinche (también se la conocía como Malinalli [maliˈnalːi], Malintzin [maˈlintsin] o Doña Marina [ˈdoɲa maˈɾina]). Aguilar tradujo del español al maya y La Malinche del maya al náhuatl. Una vez que Malinche aprendió español, se convirtió en la traductora de Cortés tanto para el idioma como para la cultura, y fue una figura clave en las interacciones con los gobernantes nahuas. Un artículo importante, "Repensar la Malinche" de Frances Karttunen examina su papel en la conquista y más allá. [43]

Cortés luego navegó de Campeche a Cempoala, una provincia tributaria de la Triple Alianza Azteca. Cerca de allí, fundó la ciudad de Veracruz, donde se reunió con los embajadores del emperador reinante mexica, Motecuzoma II. Cuando los embajadores regresaron a Tenochtitlán, Cortés fue a Cempoala para reunirse con los líderes totonacas locales. Después de que el gobernante totonaca le contara a Cortés sus diversos agravios contra los mexicas, Cortés convenció a los totonacas de que encarcelaran a un recaudador de tributos imperial. [44] Posteriormente, Cortés liberó al recaudador de tributos después de persuadirlo de que la mudanza era enteramente idea de los totonacas y que él no tenía conocimiento de ella. Habiendo declarado efectivamente la guerra a los aztecas, los totonacas proporcionaron a Cortés 20 compañías de soldados para su marcha a Tlaxcala. [45] En este momento varios de los soldados de Cortés intentaron amotinarse. Cuando Cortés descubrió el complot, hizo hundir sus barcos y hundirlos en el puerto para eliminar cualquier posibilidad de fuga a Cuba. [46]

El ejército totonaca dirigido por españoles cruzó a Tlaxcala para buscar la alianza de este último contra los aztecas. Sin embargo, el general tlaxcalteca Xicotencatl el Joven creyó que eran hostiles y atacó. Después de librar varias batallas cerradas, Cortés finalmente convenció a los líderes de Tlaxcala para que ordenaran a su general que se retirara. Cortés aseguró entonces una alianza con el pueblo de Tlaxcala, y de allí viajó a la Cuenca de México con una compañía más pequeña de 5,000-6,000 tlaxcaltecas y 400 totonacas, además de los soldados españoles. [46] Durante su estancia en la ciudad de Cholula, Cortés afirma que recibió noticias de una emboscada planeada contra los españoles. [46] En una respuesta preventiva, Cortés ordenó a sus tropas atacar y matar a un gran número de cholulanos desarmados reunidos en la plaza principal de la ciudad.

Tras la masacre de Cholula, Hernán Cortés y los demás españoles entraron en Tenochtitlán, donde fueron recibidos como invitados y alojados en el palacio del ex emperador Axayácatl. [47] Después de permanecer en la ciudad durante seis semanas, dos españoles del grupo que quedó en Veracruz fueron asesinados en un altercado con un señor azteca llamado Quetzalpopoca. Cortés afirma que utilizó este incidente como excusa para tomar prisionero a Motecuzoma bajo amenaza de fuerza. [46] Durante varios meses, Motecuzoma continuó gobernando el reino como prisionero de Hernán Cortés. Luego, en 1520, llegó una segunda expedición española más grande bajo el mando de Pánfilo de Narváez enviado por Diego Velásquez con el objetivo de arrestar a Cortés por traición. Antes de enfrentarse a Narváez, Cortés persuadió en secreto a los lugartenientes de Narváez para que lo traicionaran y se unieran a Cortés. [46]

Mientras Cortés estaba fuera de Tenochtitlan lidiando con Narváez, su segundo al mando, Pedro de Alvarado, masacró a un grupo de la nobleza azteca en respuesta a un ritual de sacrificio humano en honor a Huitzilopochtli. [46] Los aztecas tomaron represalias atacando el palacio donde estaban alojados los españoles. Cortés regresó a Tenochtitlán y se abrió camino hasta el palacio. Luego llevó a Motecuzoma al techo del palacio para pedir a sus súbditos que se retiraran. Sin embargo, en este punto, el consejo gobernante de Tenochtitlán había votado para deponer a Motecuzoma y había elegido a su hermano Cuitláhuac como nuevo emperador. [47] Uno de los soldados aztecas golpeó a Motecuzoma en la cabeza con una honda y murió varios días después, aunque los detalles exactos de su muerte, en particular quién fue el responsable, no están claros. [47]

Los españoles y sus aliados, al darse cuenta de que eran vulnerables a los mexicas hostiles en Tenochtitlán tras la muerte de Moctezuma, intentaron retirarse sin ser detectados en lo que se conoce como la "Noche Triste" o La Noche Triste. Se descubrió que los españoles y sus aliados indios se retiraban clandestinamente y luego se vieron obligados a luchar para salir de la ciudad, con una gran pérdida de vidas. Algunos españoles perdieron la vida ahogándose, cargados de oro. [48] ​​Se retiraron a Tlacopan (ahora Tacuba) y se dirigieron a Tlaxcala, donde se recuperaron y se prepararon para el segundo y exitoso asalto a Tenochtitlán. Después de este incidente, un brote de viruela afectó a Tenochtitlán. Como los indígenas del Nuevo Mundo no habían estado expuestos previamente a la viruela, este brote mató a más del 50% de la población de la región, incluido el emperador Cuitláhuac. [49] Mientras el nuevo emperador Cuauhtémoc se ocupaba del brote de viruela, Cortés levantó un ejército de tlaxcaltecas, texcocanos, totonacas y otros descontentos con el dominio azteca. Con un ejército combinado de hasta 100.000 guerreros, [46] la inmensa mayoría de los cuales eran indígenas en lugar de españoles, Cortés marchó de regreso a la Cuenca de México. A través de numerosas batallas y escaramuzas posteriores, capturó las diversas ciudades-estado indígenas o altepetl alrededor de la orilla del lago y las montañas circundantes, incluidas las otras capitales de la Triple Alianza, Tlacopan y Texcoco. De hecho, Texcoco ya se había convertido en firmes aliados de los españoles y de la ciudad-estado, y posteriormente solicitó a la corona española el reconocimiento de sus servicios en la conquista, tal como lo había hecho Tlaxcala. [50]

Utilizando barcos construidos en Texcoco con partes rescatadas de los barcos hundidos, Cortés bloqueó y sitió Tenochtitlán por un período de varios meses. [46] Finalmente, el ejército liderado por los españoles asaltó la ciudad tanto en barco como utilizando las calzadas elevadas que la conectaban con el continente. Aunque los atacantes sufrieron muchas bajas, los aztecas finalmente fueron derrotados. La ciudad de Tenochtitlan fue completamente destruida en el proceso. Cuauhtémoc fue capturado cuando intentaba huir de la ciudad. Cortés lo mantuvo prisionero y lo torturó durante varios años antes de ejecutarlo finalmente en 1525 [51].

El Imperio Azteca fue un ejemplo de un imperio que gobernó por medios indirectos. Como la mayoría de los imperios europeos, era étnicamente muy diverso, pero a diferencia de la mayoría de los imperios europeos, era más un sistema de tributos que una única forma unitaria de gobierno. En el marco teórico de los sistemas imperiales propuesto por el historiador estadounidense Alexander J. Motyl, el imperio azteca era un tipo informal de imperio en el sentido de que la Alianza no reclamaba la autoridad suprema sobre sus provincias tributarias, simplemente esperaba que se pagaran tributos. [52] El imperio también era territorialmente discontinuo, es decir, no todos sus territorios dominados estaban conectados por tierra. Por ejemplo, las zonas periféricas del sur de Xoconochco no estaban en contacto inmediato con la parte central del imperio. La naturaleza hegemónica del imperio azteca se puede ver en el hecho de que, en general, los gobernantes locales fueron restaurados a sus posiciones una vez que su ciudad-estado fue conquistada y los aztecas no interfirieron en los asuntos locales mientras se pagaran los tributos. [53]

Aunque la forma de gobierno a menudo se conoce como un imperio, de hecho, la mayoría de las áreas dentro del imperio se organizaron como ciudades-estado (conocidas individualmente como altepetl en náhuatl, el idioma de los aztecas). Eran pequeñas organizaciones políticas gobernadas por un rey o tlatoani (literalmente "hablante", plural tlatoque) de una dinastía aristocrática. El período azteca temprano fue una época de crecimiento y competencia entre los altepeme. Incluso después de que se formara el imperio en 1428 y comenzara su programa de expansión mediante la conquista, el altepetl siguió siendo la forma dominante de organización a nivel local. El papel eficiente del altepetl como unidad política regional fue en gran parte responsable del éxito de la forma hegemónica de control del imperio. [54]

Debe recordarse que el término "imperio azteca" es moderno, no uno usado por los propios aztecas. El reino azteca estaba compuesto en su núcleo por tres ciudades-estado de habla náhuatl en el densamente poblado Valle de México. Con el tiempo, las asimetrías de poder elevaron a una de esas ciudades-estado, Tenochtitlán, por encima de las otras dos. La "Triple Alianza" vino a establecer la hegemonía en gran parte de Mesoamérica central, incluidas áreas de gran diversidad lingüística y cultural. La administración del imperio se llevó a cabo a través de medios indirectos, en gran parte tradicionales. Sin embargo, con el tiempo, es posible que se haya comenzado a formar algo de una burocracia incipiente en la medida en que la organización estatal se volvió cada vez más centralizada.

Administración central

Antes del reinado de Nezahualcóyotl (1429-1472), el imperio azteca operaba como una confederación según las líneas tradicionales mesoamericanas. Los altepetl independientes estaban dirigidos por tlatoani (literalmente, "hablantes"), que supervisaban a los jefes de aldea, quienes a su vez supervisaban grupos de hogares. Una confederación mesoamericana típica colocó un Huey Tlatoani (literalmente, "gran orador") a la cabeza de varios tlatoani. Siguiendo a Nezahualcóyotl, el imperio azteca siguió un camino algo divergente, con algunos tlatoani de altepetl recientemente conquistados o subordinados siendo reemplazados por calpixque mayordomos encargados de recaudar tributos en nombre de los Huetlatoani en lugar de simplemente reemplazar un viejo tlatoque por otros nuevos del mismo grupo de nobleza local. [55]

Sin embargo, el Huey tlatoani no fue el único ejecutivo. Era responsabilidad del Huey tlatoani ocuparse de la externo Las cuestiones del imperio, la gestión de los tributos, la guerra, la diplomacia y la expansión, estaban todas bajo el ámbito de los Huey tlatoani. Fue el papel del Cihuacoatl para gobernar una ciudad determinada. El Cihuacoatl siempre fue pariente cercano del Huey tlatoani Tlacaelel, por ejemplo, era hermano de Moctezuma I. Tanto el título "Cihuacoatl", que significa "serpiente hembra" (es el nombre de una deidad nahua), y el papel de la posición, algo análoga a un virrey o primer ministro europeo, refleja la naturaleza dualista de la cosmología nahua. Ni el cargo de Cihuacoatl ni el de Huetlatoani eran sacerdotales, pero ambos tenían importantes tareas rituales. Los del primero se asociaron con la estación húmeda "femenina", los del segundo con la estación seca "masculina". Si bien la posición de Cihuacoatl está mejor atestiguada en Tenochtitlan, se sabe que la posición también existía en el cercano altepetl de Azcapotzalco, Culhuacan y Texcoco, aliado de Tenochtitlan. A pesar del aparente menor estatus del cargo, un cihuacoatl podría resultar tanto influyente como poderoso, como en el caso de Tlacaelel. [56] [57]

Al principio de la historia del imperio, Tenochtitlan desarrolló un Consejo asesor y militar de cuatro miembros que ayudó al Huey tlatoani en su toma de decisiones: el tlacochcalcatl los tlaccatecatl los ezhuahuacatl [58] y el tlillancalqui. Este diseño no solo proporcionó consejos para el gobernante, sino que también sirvió para contener la ambición por parte de la nobleza, ya que de ahora en adelante Huey Tlatoani solo podría ser seleccionado del Consejo. Además, las acciones de cualquier miembro del Consejo podrían ser fácilmente bloqueadas por los otros tres, proporcionando un sistema simple de control de la ambición de los funcionarios superiores. Estos cuatro miembros del Consejo también eran generales, miembros de varias sociedades militares. Los rangos de los miembros no eran iguales, teniendo el tlacochcalcatl y el tlaccatecatl un estatus más alto que los demás. Estos dos Consejeros eran miembros de las dos sociedades militares más prestigiosas, la cuauhchique ("esquilados") y el otontin ("Otomías"). [59] [60]

Administración provincial

Tradicionalmente, las provincias y los altepetl estaban gobernados por tlatoani hereditarios. A medida que el imperio crecía, el sistema evolucionó aún más y algunos tlatoani fueron reemplazados por otros funcionarios. Los otros funcionarios tenían una autoridad similar a la de tlatoani. Como ya se ha mencionado, los mayordomos nombrados directamente (singular calpixqui, plural calpixque) se impusieron a veces al altepetl en lugar de la selección de la nobleza provincial para el mismo puesto de tlatoani. En el apogeo del imperio, la organización del estado en provincias tributarias y estratégicas vio una elaboración de este sistema. Las 38 provincias tributarias cayeron bajo la supervisión de altos administradores, o huecalpixque, cuya autoridad se extendía sobre los calpixque de menor rango. Estos calpixque y huecalpixque eran esencialmente administradores del sistema de tributos provinciales que era supervisado y coordinado en la capital suprema de Tenochtitlán, no por el huetlatoani, sino más bien por una posición completamente separada: el petlacalcatl. En la ocasión en que un altepetl recientemente conquistado fue visto como particularmente inquieto, un gobernador militar, o cuauhtlatoani, fue colocado al frente de la supervisión provincial. [61] Durante el reinado de Moctezuma I, se elaboró ​​el sistema calpixque, con dos calpixque asignados por provincia tributaria. Uno estaba destinado en la provincia misma, tal vez para supervisar la recaudación de tributos, y el otro en Tenochtitlán, tal vez para supervisar el almacenamiento de tributos. El tributo se extrajo de los plebeyos, el macehualtin, y distribuidos a la nobleza, sean ellos 'reyes' (tlatoque), gobernantes menores (teteuctina), o nobleza provincial (pipiltin). [62]

La recaudación de tributos fue supervisada por los funcionarios antes mencionados y se basó en el poder coercitivo de los militares aztecas, pero también en la cooperación de los militares aztecas. pipiltin (la nobleza local que estaba exenta y destinataria del tributo) y la clase hereditaria de comerciantes conocida como pochteca. Estos pochteca tenían varias gradaciones de rangos que les otorgaban ciertos derechos comerciales y, por lo tanto, no eran necesariamente pipiltin ellos mismos, sin embargo, jugaron un papel importante tanto en el crecimiento como en la administración del sistema tributario azteca. El poder, político y económico, de la pochteca estaba fuertemente ligado al poder político y militar de la nobleza y el estado azteca. Además de servir como diplomáticos (teucnenenque, o "viajeros del señor") y espías en el preludio de la conquista, los pochtecas de alto rango también servían como jueces en las plazas del mercado y eran hasta cierto punto grupos corporativos autónomos, con deberes administrativos dentro de su propio estado. [63] [64]

Esquema de jerarquía

  • Huetlatoani, el gobernante supremo o externo
  • Cihuacoatl, el gobernante menor o interno
  • Consejo de los Cuatro, un cuerpo asesor de generales y fuente de futuro Huetlatoani
    • Tlacochcalcatl
    • Tlacateccatl
    • Ezhuahuacatl[58]
    • Tlillancalqui
    • Sociedades militares
      • Cuachicqueho los esquilados
      • Cuāuhtli, o Caballeros del Águila
      • Ocēlōmeh, o guerreros jaguar
      • Otōntin, u otomías
      • Petlacalcatl, jefe central de homenaje
      • Huecalpixque, supervisores provinciales de tributo
      • Calpixque, pares de administradores de tributos
      • Corte Suprema
      • Tribunales especiales
      • Tribunales de apelación
      • Pochteca Tribunales
        • Pochteca agentes
        • Tlatoani, un gobernante subordinado de una provincia, de otro modo gobernado por:
        • Cuauhtlatoani, un gobernador militar
        • Lider de Calpōlli salas
          • Jefes de hogar dentro calpōlli salas que sirvieron como trabajo corvée

          Estructura provincial

          Originalmente, el imperio azteca era una alianza flexible entre tres ciudades: Tenochtitlan, Texcoco y el socio más joven, Tlacopan. Como tal, se les conocía como la 'Triple Alianza'. Esta forma política era muy común en Mesoamérica, donde las alianzas de ciudades-estado fluctuaban constantemente. Sin embargo, con el tiempo, fue Tenochtitlan la que asumió la autoridad suprema en la alianza, y aunque cada ciudad socia compartió el botín de guerra y los derechos al tributo regular de las provincias y fue gobernada por su propio Huetlatoani, fue Tenochtitlan la que se convirtió en la más grande, la más grande. poderosa y la más influyente de las tres ciudades. Era el centro del imperio de facto y reconocido. [sesenta y cinco]

          Aunque los aztecas no las describieron de esta manera, había esencialmente dos tipos de provincias: tributarias y estratégicas. Las provincias estratégicas eran esencialmente estados clientes subordinados que proporcionaban tributo o ayuda al estado azteca bajo "consentimiento mutuo". Las provincias tributarias, por otro lado, proporcionaban tributos regulares al imperio. Las obligaciones por parte de las provincias tributarias eran obligatorias en lugar de consensuales. [66] [67]

          • Atotonilco de Pedraza
          • Atotonilco del Grande
          • Axocopan
          • Cihuatlán
          • Cuahuacan
          • Cuauhnāhuac, Cuernavaca moderna
          • Huaxtépec
          • Oxitipán
          • Quiauhteopan
          • Tepecoacuilco
          • Tlachco
          • Tlacozauhtitlan
          • Tlapan
          • Tochpan
          • Tochtepec
          • Tzicoac
          • Xilotepec
          • Xocotilan
          • Yoaltepec
          • Acatlán
          • Ahautlan
          • Ayotlan
          • Chiauhtlan
          • Cuauhchinanco
          • Huexotla
          • Ixtepexi
          • Miahuatlán
          • Tecomaixtlahuacán
          • Tecpantepec
          • Temazcaltepec
          • Teozacoalco
          • Teozapotlán
          • Tetela de Río
          • Tetela
          • Cēmpoalātl o Zempoala
          • Zompaynco

          Los gobernantes, ya fueran teteuctin o tlatoani locales, o Huetlatoani central, eran vistos como representantes de los dioses y, por lo tanto, gobernados por derecho divino. Tlatocayotl, o el principio de gobierno, estableció que este derecho divino se heredaba por descendencia. Por tanto, el orden político era también un orden cósmico, y matar a un tlatoani era transgredir ese orden. Por esa razón, cada vez que un tlatoani era asesinado o retirado de su puesto, normalmente se colocaba en su lugar a un familiar y miembro de la misma línea de sangre. El establecimiento de la oficina de Huetlatoani entendido a través de la creación de otro nivel de gobierno, hueitlatocayotl, situándose en un contraste superior al menor tlatocayotl principio. [68]

          La expansión del imperio fue guiada por una interpretación militarista de la religión nahua, específicamente una veneración devota del dios sol, Huitzilopochtli. Los rituales militares estatales se realizaron durante todo el año de acuerdo con un calendario ceremonial de eventos, ritos y simulacros de batallas. [69] El período de tiempo en el que vivieron se entendió como el Ollintonatiuh, o Sol de Movimiento, que se creía que era la edad final después de la cual la humanidad sería destruida. Fue bajo Tlacaelel que Huitzilopochtli asumió su papel elevado en el panteón estatal y quien argumentó que era a través del sacrificio de sangre que el Sol se mantendría y, por lo tanto, evitaría el fin del mundo. Fue bajo esta nueva interpretación militarista de Huitzilopochtli que se animó a los soldados aztecas a pelear guerras y capturar soldados enemigos para sacrificarlos. Aunque el sacrificio de sangre era común en Mesoamérica, la escala del sacrificio humano bajo los aztecas probablemente no tenía precedentes en la región. [70]

          El código legal más desarrollado se desarrolló en la ciudad-estado de Texcoco bajo su gobernante Nezahualcóyotl. Era un código escrito formal, no simplemente una colección de prácticas habituales. Las fuentes para conocer el código legal son los escritos de la época colonial del franciscano Toribio de Benavente Motolinia, el franciscano Fray Juan de Torquemada y los historiadores texcocanos Juan Bautista Pomar y Fernando de Alva Cortés Ixtlilxóchitl. El código legal en Texcoco bajo Nezahualcóyotl era legalista, es decir, los casos se juzgaban con tipos particulares de evidencia y se ignoraba el estatus social de los litigantes, y constaba de 80 leyes escritas. Estas leyes exigían castigos severos administrados públicamente, creando un marco legal de control social. [71]

          Se sabe mucho menos sobre el sistema legal en Tenochtitlán, que podría ser menos legalista o sofisticado como los de Texcoco para este período. [72] Fue establecido bajo el reinado de Moctezuma I. Estas leyes sirvieron para establecer y regir las relaciones entre el estado, las clases y los individuos. El castigo debía ser impuesto únicamente por las autoridades estatales. Las costumbres nahuas fueron consagradas en estas leyes, criminalizando los actos públicos de homosexualidad, borrachera y desnudez, sin mencionar proscripciones más universales contra el robo, asesinato y daños a la propiedad. Como se dijo antes, pochteca podrían servir como jueces, a menudo ejerciendo la supervisión judicial de sus propios miembros. Asimismo, los tribunales militares se ocuparon de ambos casos dentro y fuera del ejército durante la guerra. Hubo un proceso de apelación, con tribunales de apelación entre los tribunales locales, típicamente del mercado, a nivel provincial y un tribunal supremo y dos tribunales superiores especiales de apelación en Tenochtitlán. Uno de esos dos tribunales especiales se ocupó de los casos que surgieron dentro de Tenochtitlan, el otro de los casos que se originaron fuera de la capital. La máxima autoridad judicial puesta en manos del Huey tlatoani, que tenía derecho a nombrar jueces menores. [73]


          La Malinche

          (La mujer representada obviamente no es una mujer azteca: pero en el hecho de que representa a una mujer de origen mongol, es más probable que refleje & quot La Malinche & quot identidad verdadera).

          "La Malinche". Esclava, intérprete, secretaria, amante y madre del primer "mexicano". Su mismo nombre sigue suscitando polémica. Muchos mexicanos continúan vilipendiando a la mujer llamada Doña Marina por los españoles y La Malinche por los aztecas, calificándola de traidora y ramera por su papel de alter ego de Hernando Cortés en su conquista de México. Su habilidad para comunicarse también permitió a los españoles introducir el cristianismo. Ella misma convertida, bautizada como Marina, fue una elocuente defensora de su nueva fe.

          Todos los historiadores coinciden en que era hija de una noble familia azteca. Tras la muerte de su padre, un jefe, su madre se volvió a casar y dio a luz a un hijo. Decidiendo que el hijo en lugar de Marina debería heredar, la madre entregó a su pequeña hija a algunos comerciantes que pasaban y la proclamó muerta. Finalmente, la niña terminó como esclava del Cacique (el jefe militar) de Tabasco. Para cuando llegó Cortés, había aprendido los dialectos mayas que se usaban en Yucatán mientras aún entendía el náhuatl, el idioma de los aztecas y la mayoría de los indios no mayas. La Malinche fue ofrecida a Cortés como esclava por el Cacique de Tabasco, junto con otras 19 jóvenes. Hasta entonces, Cortés había contado con un sacerdote español, Jerónimo de Aguilar, como intérprete. Aguilar había naufragado frente a Cozumel, mientras esperaba el rescate había aprendido el idioma maya. Pero cuando la expedición abandonó la zona de habla maya, Cortés descubrió que no podía comunicarse con los indígenas.

          Esa noche le avisaron que una de las mujeres que le regalaron en Tabasco hablaba "mexicano". Doña Marina entra ahora en la historia de México. Fue ella quien sirvió de intérprete en los primeros encuentros entre Cortés y los representantes de Moctezuma. En ese momento Marina no hablaba español. Ella tradujo lo que decían los aztecas al dialecto maya que entendía de Aguilar y él se lo transmitió a Cortés en español. El proceso se invirtió luego, del español al maya y del maya al náhuatl.

          Bernal Díaz, autor de "La conquista de la Nueva España" autenticó su pedigrí. Testigo ocular de los hechos, no la describió físicamente, pero relató que después de la Conquista asistió a un reencuentro de Doña Marina, su madre y el medio hermano que había usurpado el lugar que le correspondía. Díaz se maravilló de su bondad al perdonarlos por la injusticia que había sufrido. El autor se refirió a ella únicamente como Marina o Doña Marina.

          El nombre 'La Malinche' surgió porque Marina siempre estuvo con Cortés, lo llamaban 'Malinche' - que se traduce como 'Capitán de Marina'. Prescott, en la 'Conquista de México', (quizás el libro más conocido sobre el tema) confirma que Cortés Siempre fue abordado como "Malinche" que tradujo como Capitán y definió a "La Malinche" como "la mujer del capitán". Ambas definiciones confirman que los indígenas veían a Cortés y su vocero como una sola unidad. Reconocieron que lo que escucharon fueron las palabras de "Malinche", no "La Malinche". “Es muy posible que sin ella, Cortés hubiera fracasado. Él mismo, en una carta conservada en los archivos españoles, decía: "Después de Dios, a Doña Marina le debemos esta conquista de la Nueva España". Después de la conquista, Cortés, con esposa en España, dispuso que Marina se casara con un caballero castellano, don Juan Xamarillo. Poco después, desapareció de la historia.

          Le había dado a Cortés un hijo, Don Mahin Cortés. Si los mexicanos de hoy en día son una mezcla de sangre española e india, el hijo de Do & ntildea Marina, & ldquoMahin & rdquo, fue el primer & quot; mexicano & quot. Ascendió a un alto cargo en el gobierno y fue un & quotComendador & quot de la Orden de San Jago. En 1548, tras ser acusado de conspirar contra el virrey, fue torturado y ejecutado.

          EN CIUDAD DE MÉXICO - No hay museo en la calle Higuera 57, ni siquiera una placa.

          Cuando los turistas extranjeros tocan el timbre de la casa de piedra, los propietarios los ahuyentan. Los mexicanos simplemente pasan de largo, evitando el lugar por sus asociaciones históricas y el miedo popular a los fantasmas que supuestamente acechan a los visitantes que se atreven a entrar. Pero la casa, que es una de las más elegantes del barrio colonial de Coyoacán, recibe una modesta mención en las guías turísticas como "la casa de La Malinche", que lleva el nombre de la bella y supuestamente traicionera traductora y amante india de Hernán Cortés.

          La Malinche no solo vivió en la casa hace casi 500 años. Este fue también el lugar donde Cortés escribió las crónicas de sus brutales conquistas para el rey Carlos V, y donde los historiadores creen que estranguló a su esposa por razones que aún son materia de rumores populares y especulaciones históricas. La Ciudad de México tiene museos que conmemoran su arte moderno, su herencia indígena, sellos e incluso la casa donde vivió y fue asesinado León Trotsky. Pero el único recuerdo de la mujer que ayudó a Cortés a forjar alianzas con varias naciones indias contra los aztecas es un insulto. Ser llamado malinchista es ser llamado amante de los extranjeros, traidor.

          Para México, hacer de esta casa un museo, sería como que la gente de Hiroshima creara un monumento para el hombre que lanzó la bomba atómica '', dijo Rina Lazo, una destacada muralista mexicana que vive en la calle Higuera 57 con su familia. "No somos malinchistas, pero queremos conservar la historia de México." sus raíces europeas o indias. Algunas feministas mexicanas dicen que ella está incluso en la raíz de gran parte del desdén que los hombres mexicanos muestran hacia las mujeres mexicanas, expresado en las altas tasas de infidelidad y violencia doméstica del país.

          La Malinche está presente en los murales de Diego Rivera y José Clemente Orozco. Ha sido descrita y analizada en los escritos de la mayoría de los grandes autores mexicanos, desde los ensayos de Carlos Fuentes hasta las obras de Salvador Novo y Rodolfo Usigli. Pero a pesar de que los intelectuales mexicanos y mexicoamericanos han comenzado a repensar su significado, La Malinche es en su mayor parte retratada como la perpetradora del pecado original de México y como una metáfora cultural de todo lo que está mal en México.

          Para Octavio Paz, La Malinche fue `` la encarnación cruel de la condición femenina ''. En su libro `` El laberinto de la soledad '', escribió Paz, `` La extraña permanencia de Cortés y La Malinche en la imaginación y la sensibilidad de los mexicanos revela que son algo más que histórico. Cifras: son símbolos de un conflicto secreto que aún no hemos resuelto ”. Pero mientras Cortés y La Malinche siguen en la mente de los mexicanos, se guardan en el armario. Cuando los funcionarios de Coyoacán construyeron una fuente y una estatua que representaban a Cortés, La Malinche y su hijo hace unos 15 años, las manifestaciones callejeras se volvieron tan feroces que el monumento fue destruido.

          Los visitantes que tienen la suerte de obtener la entrada a 57 Higuera Street pueden disfrutar de una gran variedad de riquezas. La Sra. Lazo y su esposo, Arturo García Bustos, quien también es un destacado pintor, utilizan la amplia casa de dos pisos como su estudio. En medio de su propio trabajo y el de sus maestros, Diego Rivera y Frida Kahlo, se encuentran joyas de jade azteca y otros artefactos que encontraron en el jardín. La casa tuvo una rica historia entre la época en que La Malinche vivió allí y cuando la Sra. Lazo y García Bustos se mudaron hace 35 años. Ha sido restaurada y reconstruida varias veces, pero los cimientos y varios muros permanecen de la casa original, y anillos de piedra para atar caballos inactivos todavía adornan la fachada.

          En la época colonial, los indios tejían mantas y ropa en la casa para sus amos españoles. Quedó en ruinas en el siglo XVII. Pero un grupo de monjes católicos convirtió clandestinamente la casa en un convento a mediados del siglo XIX, resistiendo las políticas anticlericales del presidente Benito Juárez. Algunos campesinos traicionaron a los monjes y la casa fue confiscada y convertida en prisión. José Vasconcelos, el filósofo mexicano y candidato presidencial fracasado, compró la casa en los años 30 y la alquiló a varias personas, incluida Lupe Rivera Marín, la hija de Diego Rivera. Usó la casa como sede cuando se postuló con éxito para el Congreso. "Pasará otro siglo antes de que esta casa se convierta en un museo", dijo Lazo. "Los gringos y los españoles seguirán llamando a la puerta, pero los mexicanos solo tocarán cuando ya no guarden rencor y sientan resentimientos, y eso llevará tiempo".

          Más sobre el personaje azteca

          El éxito en la guerra les había dado a los aztecas más que una parte justa de orgullo nacional, y la arrogancia de los funcionarios y recaudadores de impuestos mexicanos era notoria. La estructura y los valores de la sociedad fueron diseñados para fomentar la competencia y el orgullo por los logros, y los aztecas claramente no carecían de ambición y autoestima, ni aparentemente de pasión, por las severas penas por adulterio y embriaguez, los cuales son delitos de exceso. Sugieren que se trataba de dos males que solo podían reprimirse mediante la represión.

          Sin embargo, se esperaba que un azteca bien educado ejerciera el autocontrol y se comportara con dignidad. Sahagún ha dejado un retrato verbal del perfecto noble, una persona seria y modesta, que 'no desea elogios', que es 'solícito con los demás', casto y devoto, elocuente pero discreto en su conversación, diligente, sabio, educado, "seguidor de los caminos de sus padres" y un ejemplo para otras personas. Esto, por supuesto, es una imagen idealizada, y el alto estándar de comportamiento puede haber sido más buscado que logrado.

          El mismo énfasis en la moderación, la responsabilidad y el autodominio se encuentra en los Preceptos de los Ancianos, una clase de literatura escrita en un estilo altisonante y prolijo para instruir a los jóvenes en el comportamiento y los modales. Aquí hay un padre azteca hablando con su hijo:

          Reverencia y saluda a tus mayores, consuela a los pobres y afligidos con buenas obras y palabras. . . . No sigas a los locos que no honran ni a su padre ni a su madre, porque son como animales, porque no aceptan ni escuchan consejos. . . . No te burles del anciano, del enfermo, del mutilado o del que ha pecado. No los insultes ni los aborrezcas, sino humíllate ante Dios y teme que no te suceda lo mismo. . . . No des mal ejemplo, ni hables indiscretamente, ni interrumpas el discurso de otro. Si alguien no habla bien o de forma coherente, mira que tú no hagas lo mismo si no es asunto tuyo hablar, guarda silencio. Si te preguntan algo, responde con sobriedad y sin afectación ni halagos ni prejuicios hacia los demás, y tu discurso será bien considerado. . . . Vayas donde vayas, camina con aire tranquilo y no hagas muecas ni gestos inapropiados. (Zorita)

          Hay mucho más en la misma línea, y cerca del final viene inevitablemente la frase que todo joven ha escuchado en algún momento u otro: 'Hijo, si no escuchas el consejo de tu padre, llegarás a un mal final, y la culpa será tuya.

          Los mexicanos eran adictos a pronunciar discursos y dar consejos, a menudo extensos, y muchas de sus canciones y poemas tienen un tema filosófico que da una mayor comprensión del ornamento del 8 Pectoral en forma de serpiente de dos cabezas. Mosaico turquesa sobre base de madera

          Temperamento azteca. Una obsesión es la naturaleza transitoria de la vida y la dificultad de encontrar algo permanente en la tierra:

          No es cierto, no es cierto que venimos a esta tierra a vivir. Venimos solo para dormir, solo para soñar. Nuestro cuerpo es una flor. Como la hierba se vuelve verde en la primavera, así nuestros corazones se abrirán y darán brotes y luego se secarán.

          Incluso la búsqueda de la verdad filosófica solo termina en el fracaso y la duda.

          ¿Cuántos pueden decir con sinceridad que la verdad está o no está ahí?

          Algunas personas encontraron una solución en el epicureísmo, el disfrute de la vida mientras dura, pero incluso su placer estaba teñido de melancolía:

          Solo de pasada estamos aquí en la tierra. En paz y placer, pasemos nuestras vidas, venga, disfrutemos. . . ¡Ojalá viviera para siempre! ¡Ojalá no muriera!

          La misma aceptación fatalista se puede ver en la relación del hombre con los dioses, cuando el amor por la pompa y la ceremonia que afectó a todos los aspectos de la vida azteca alcanzó su punto culminante en el ritual de adoración.

          Las generalizaciones sobre el carácter nacional son siempre peligrosas y pueden inducir a error, pero el azteca típico (que debe haber sido tan raro como el inglés típico) parece haber sido un buen ciudadano, bastante conservador y atado a la tradición, con sus instintos competitivos y agresivos. reprimido por los buenos modales y el autocontrol, ceremonioso en su trato con otras personas, sensible a la belleza y al simbolismo que subyace a la filosofía y la religión, inclinado a ser pomposo y tal vez un poco sin humor, honesto y trabajador, orgulloso de su posición en la sociedad, supersticiosa y fatalista en su actitud ante la vida.

          Limpieza personal azteca

          Andrés de Tapia comenta (con cierto asombro) que Moctezuma se lavaba el cuerpo dos veces al día, pero este amor por el aseo personal era generalizado entre los aztecas, y todos se bañaban frecuentemente en los ríos y lagos. Se desconocía el verdadero jabón. pero entre los sustitutos disponibles estaban el fruto del árbol del jabón y las raíces de ciertas plantas que podían producir espuma.

          Además de estos baños de agua fría, en todo el Valle de México se utilizaba una especie de sauna o baño de vapor. Casi todas las viviendas tenían su casa de baños, un pequeño edificio semiesférico en forma de iglú con una entrada baja. Contra ella se construyó una chimenea, y el fuego calentó la pared adyacente de la casa de baños hasta que resplandeció al rojo vivo. En esta etapa, el bañista se coló en la casa y arrojó agua sobre la pared caliente hasta que el interior se llenó de vapor. Para aumentar el flujo de transpiración y obtener el máximo beneficio del tratamiento, el bañista se cambió a sí mismo con ramitas o manojos de hierba. Se utilizaba 'jabón' para lavar y el proceso podía completarse con un masaje, seguido de un período de relajación, tumbado sobre una esterilla. Tanto hombres como mujeres utilizaban los baños de vapor, no solo para las purificaciones rituales y el tratamiento de determinadas enfermedades, sino como parte normal de la higiene diaria.

          La piel azteca era naturalmente de color marrón o bronce, pero el tono de moda para la tez de una mujer era el amarillo. Para lograr este efecto, las mejillas se frotaban con una tierra amarilla o se untaban con una crema que contenía axina, una sustancia cerosa amarillenta obtenida al cocinar y triturar los cuerpos de los insectos productores de grasa. Los viajeros también usaban un ungüento de axina como ungüento para evitar que los labios se agrieten en el clima helado y para proteger la piel del efecto del frío.

          Sahagún ha dejado una descripción del tipo de maquillaje que usan las mujeres conscientes de la moda, en particular las cortesanas que eran las compañeras de las jóvenes guerreras:

          Sus rostros estaban pintados con polvo de color seco
          los rostros estaban teñidos de amarillo ocre o de betún.
          Los pies fueron ungidos con un ungüento de copal quemado.
          incienso y tinte. . . . Algunos se cortan el pelo corto, así que
          que sus cabellos les llegaban a la nariz. Fue cortado y
          teñido con barro negro, por lo que le dieron importancia a
          sus cabezas estaba teñida con índigo, de modo que sus
          el cabello brillaba. Los dientes se tiñeron con cochinilla (un tinte rojo)

          las manos y el cuello estaban pintados con dibujos.

          Los perfumes, el agua de rosas y el incienso eran populares, y se usaba una especie de chicle (hecho de chicle y goma de árbol ndash, mezclado con axina y betún) para endulzar el aliento. Como siempre, la apariencia y los modales de los jóvenes no contaron con la aprobación de la generación mayor, y la amonestación de este padre a su hija suena familiar: 'Nunca te maquilles ni pintes, nunca te pongas rojo en la boca para lucir hermosa. El maquillaje y la pintura son cosas que las mujeres ligeras usan descaradamente. Si quieres que tu esposo te ame, vístete bien, lávate y lava tu ropa '.

          Los hombres se pintaban la cara y el cuerpo en ocasiones ceremoniales, pero no es seguro que los aztecas siguieran el ejemplo de sus vecinos otomíes que cubrían sus brazos y pecho con diseños tatuados. Sahagún informa, sin embargo, que el quinto mes del año fue el momento en que se hicieron incisiones en el pecho de los niños como una marca de ciudadanía o identificación tribal.

          Los espejos estaban hechos de trozos de pirita de hierro bruñido o de obsidiana, una especie de vidrio volcánico negro, que se cortaba y pulía en discos de hasta un pie de diámetro. Estos estaban provistos de marcos de madera o con lazos de cordón para poder colgarlos en la pared.

          Todos los códices aztecas y las estelas que representan el sacrificio humano que vemos hoy, fueron hechos después de que los aztecas habían sido conquistados. Incluso en los Cenotes de sacrificio en Chichén Itzá, donde hay tantas historias de personas arrojadas como sacrificios a los dioses. El dragado moderno ha recuperado muchos elementos de oro y jade, así como cerámica, pero no hay restos humanos. La explicación de esto es que los españoles destruyeron todos los libros y estelas aztecas originales. Lo que parece bastante extraño, si se tiene en cuenta que los españoles estaban muy interesados ​​en estudiar a los aztecas. ¿Por qué, entonces, permitir que se vuelva a crear una gran abundancia después del hecho? Si no era correcto que existieran antes, ¿por qué fue justo después?

          La respuesta probable es la "hipocresía ldquovile" de los europeos. Recordando que la monarquía española se consideraba cristiana modelo y devota. No sería posible que ellos asesinaran y esclavizaran a los humanos ordinarios, por lo que habría que encontrar una manera de deshumanizarlos. Hacerlos tan feroces y depravados como para justificar las atrocidades que se les iban a hacer (ya les habían hecho lo mismo a los indios caribeños con sus alegatos de canibalización). Por lo tanto, es bastante plausible que los españoles forzaron o coaccionaron a los aztecas para que hicieran artefactos falsos que representaban atrocidades a otros, como una forma de justificar lo que les iba a suceder.


          La Edad de Oro de Texcoco, poderosa ciudad del rey Nezahualcóyotl - Historia

          El 8 de diciembre de 2013 marca el 127 cumpleaños del gran pintor realista social, Diego Rivera (8 de diciembre de 1886 - 24 de noviembre de 1957).

          Como miembro del Consejo de Artes y Letras del Museo Mexicano de San Francisco, me complace anunciar que un recorrido gratuito por Rivera & # 8217s famoso Unidad Panamericana El mural ubicado en el Teatro Diego Rivera en el City College de San Francisco, será realizado por el Museo Mexicano en asociación con la Institución Smithsonian. El recorrido será dirigido por el curador y coordinador del Proyecto Mural Diego Rivera, William Maynez, quien compartirá su experiencia con los asistentes al evento mientras los deleita con historias sobre la creación, el significado y el impacto del mural de Rivera.

          La gira de murales se llevará a cabo el sábado 23 de noviembre de 2013 a las 11 am, en el Teatro Diego Rivera en el campus de City College of San Francisco. Confirme su asistencia al evento enviando un correo electrónico a: [email protected] - con & # 8220Diego Rivera Mural Tour & # 8221 en el encabezado del asunto.

          Si se encuentra en algún lugar cerca de San Francisco, querrá aprovechar la oportunidad de ver el mural de Rivera # 8217 mientras escucha al Sr. Maynez hablar sobre sus puntos más finos. Para aquellos que no puedan asistir, les ofrezco las siguientes fotografías del mural, que tomé en 2011. Parte de una presentación en curso de mis fotos de la Unidad Panamericana mural, las siguientes imágenes son detalles de primer plano del mural & # 8217s la parte más a la izquierda, una serie de cinco paneles titulados Rivera, El genio creativo del sur que surge del fervor religioso y un talento nativo para la expresión plástica. Las fotos que se presentan aquí son en realidad detalles del Panel 1 más externo, que presentó a los pueblos indígenas de México antes de la invasión española.

          "Un artesano tolteca usando un primitivo taladro de mano". Detalle del mural "Unidad Panamericana" de 1940 de Diego Rivera. Fotografía de Mark Vallen ©

          El panel 1 del mural de Rivera # 8217 muestra a personas olmecas, mayas, toltecas, mixtecas, yaquis y aztecas involucradas en actividades a lo largo de las edades que van desde el ritual religioso hasta la celebración del sumo consejo. Sin embargo, el énfasis está en los artesanos indígenas y su producción artesanal. En el primer plano de arriba, Rivera representó a un artesano tolteca usando un primitivo taladro manual impulsado por un arco para cortar una estatua de piedra, parte de un grupo de artesanos toltecas esculpiendo estatuas de piedra. Rivera basó los rasgos del retrato del hombre en la forma estilizada en que el pueblo tolteca se retrataba a sí mismo. Los toltecas florecieron en el centro de México desde alrededor del 1200 a. C. hasta el 400 a. C. Los aztecas consideraban a los toltecas como sus precursores y los consideraban la encarnación misma de una cultura refinada, de hecho, en náhuatl, el idioma de los aztecas, Tōltēcah significaba & # 8220 artesano & # 8221.

          & quotRivera pintó esta agrupación de artesanos olmecas en el trabajo & quot; Detalle del mural & quot; Unidad Panamericana de 1940 & quot; de Diego Rivera. Fotografía de Mark Vallen ©

          En el Panel 1, Rivera también pintó el grupo anterior de artesanos olmecas trabajando. La mujer de arriba a la izquierda está formando un jarrón de cerámica, en primer plano a la izquierda un hombre está diseñando un mosaico de turquesas y conchas, en el centro otro está pintando un pergamino pictográfico, mientras que el hombre de la derecha está creando una estatua de una figura masculina. Los olmecas fueron la primera gran civilización de México (2000 a. C. - 400 a. C.), aunque se sabe menos sobre ellos en comparación con culturas más recientes como la maya y la tolteca. Por ejemplo, ni siquiera sabemos cómo se referían a sí mismos los aztecas los llamaban & # 8220Olmecatl, & # 8221 que en náhuatl era el equivalente a & # 8220gulleros, & # 8221 ya que los olmecas fueron los primeros en extraer látex del caucho. árboles, usándolo con fines prácticos, religiosos y artísticos. Los olmecas son quizás más conocidos por haber creado cabezas humanas colosales esculpidas en rocas de basalto, pero en general sus esculturas en basalto, jadeíta, piedra verde, serpentina, granito y madera son superlativas y proporcionan gran parte de lo que sabemos sobre el caucho. gente. & # 8221

          En el primer plano extremo del Panel 1 que se muestra a continuación, Rivera pintó un retrato del emperador azteca, Nezahualcóyotl (1402-1472), cuyo nombre significaba & # 8220 Coyote hambriento & # 8221 en lengua náhuatl. Mientras era el gobernante del poderoso Imperio Azteca, un reino que abarcaba todo el centro de México entre el Océano Pacífico y el Golfo de México, Nezahualcóyotl fue originalmente el Rey de Texcoco. Esa impresionante megalópolis estaba ubicada en la costa norte del lago de Texcoco, y era parte de la alianza de tres ciudades-estado de Tenochtitlán, Texcoco y Tlacopan que en realidad conformaba el imperio. Al final Tenochtitlán se convirtió en la ciudad más poderosa y el núcleo del imperio, pero Nezahualcóyotl permaneció apegado a su Texcoco natal, que transformó en una fuente para el arte y la cultura azteca.

          "Rivera pintó un retrato del emperador azteca, Nezahualcóyotl (1402-1472)". Detalle del mural "Unidad Panamericana" de 1940 de Diego Rivera. Fotografía de Mark Vallen ©

          Conocido como el & # 8220 rey filósofo & # 8221, Nezahualcóyotl también fue un célebre arquitecto, ingeniero y urbanista. Diseñó un dique que separaba las aguas dulces y salobres del lago de Texcoco, sistema vital para la ciudad flotante de Tenochtitlán, que llegaría a tener una población de unos 300.000 habitantes. También implementó un sistema de acueducto masivo para traer agua dulce a la ciudad-estado de Texcoco. Nezahualcóyotl estableció instituciones culturales, una academia de música, un jardín zoológico y arboreto, una vasta biblioteca de libros pictográficos (luego destruida por los conquistadores españoles invasores). También creó un sofisticado código de leyes que regía estrictamente la vida pública y cívica. Pero Hungry Coyote es quizás mejor recordado por su poesía, que continuó conmoviendo profundamente a las personas generaciones después de su muerte.

          El retrato de Rivera de Nezahualcóyotl es pura conjetura, ya que no se hicieron representaciones precisas del emperador durante su reinado. Ciertamente fue retratado por artistas aztecas, pero solo en formas muy estilizadas. Del mismo modo, fue ilustrado en pictografías, pero con el estilo de retrato contundente y bastante anodino de los artesanos aztecas. De todos modos, Rivera pintó al gobernante azteca con atuendo real, resplandeciente con una corona de oro, un tapón de nariz y aretes de oro, y una capa real hecha de plumas de pájaro y sostenida en su lugar por un broche de capa dorado con incrustaciones de turquesa y mar. cascarón.


          Ver el vídeo: Increíble Historia de Nezahualcóyotl, Rey Poeta y Soberano (Enero 2022).